El paro bajó por primera vez un mes de noviembre, pero la Seguridad Social continúa a la baja. Y es que desde el inicio de la crisis se firman treinta contratos menos cada semana. Según los datos del Servicio Público de Empleo, entre enero y noviembre de 2008 se rubricaron 86.021 puestos de trabajo, mientras en la actualidad alcanzan lo 78.199. Y apenas se firman indefinidos, sólo el siete por ciento, lejos del once por ciento al inicio de la crisis, antes de las sucesivas reformas laborales de los gobiernos socialista y popular.

De hecho, la provincia charra cuenta con la mayor tasa de temporalidad laboral de Castilla y León. Los continuos planes de choque económicos puestos en marcha pretendían incidir en la contratación indefinida para frenar las operaciones laborales de carácter temporal, sobre todo en los jóvenes. El Ejecutivo aprobó hace un año y medio una reforma laboral para fomentar la contratación indefinida, y los datos continúan estancados en este sentido.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído