Un estudio de la multinacional Steelcase muestra que cada empleado que trabaja en una oficina abierta pierde una media de 86 minutos de su tiempo debido a distracciones en el entorno laboral. Según esta encuesta, el 85% de los trabajadores no puede concentrarse en espacios diáfanos y la tercera parte asegura que tiene que abandonar la oficina para acabar su trabajo.

Además, el 87% de los trabajadores encuestados asegura que no puede trabajar en grupo sin interrupciones ni interferencias y el 65% afirma que no es capaz de relacionarse y mantener conversaciones informales con sus compañeros en el entorno de trabajo con facilidad.  El 95% de los trabajadores considera imprescindible contar con un espacio privado donde poder realizar parte de su trabajo. Sin embargo, menos de la mitad (41%) no dispone de ello porque sus zonas de trabajo son diáfanas y carecen de despachos para concentrarse o mantener reuniones formales o informales de carácter privado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído