Desde que comenzara la crisis en el tercer trimestre de 2007, el número de parados mayores de 55 años se ha multiplicado por cuatro y alcanza el máximo de la serie histórica comparable. Esta generación se anima a la búsqueda activa de empleo de una forma más intensa que el resto de grupos de edad. Dos de cada tres nuevos activos mayores de 55 años que salen al mercado laboral, se han incorporado directamente al desempleo. 

El Informe Regional de las agencias de empleo temporal (Agett) sobre el mercado laboral, correspondiente al segundo trimestre de 2012, amplia su objeto de estudio al colectivo de los mayores de 55 años y analiza las consecuencias de la crisis en el comportamiento de este grupo en el mercado laboral. Está demostrado que a mayor nivel formativo, menores son las tasas de paro, en todos los colectivos, y éste no es una excepción. 

La necesidad de conseguir ingresos extras para compensar la pérdida del empleo de los demás miembros del hogar, lleva a esta generación a tener que salir en busca de un empleo, en muchos de los casos, en busca de su primer empleo. Si comparamos el comportamiento de los activos diferenciándolo por sexo, se observa que mientras la tasa de actividad masculina para el grupo de los mayores de 55 años apenas ha variado respecto al inicio de la crisis (28,9% en el IIITR07; 28,8% en el IITR12), la tasa de actividad femenina rebota de manera considerable desde el 12,5% en el IIITR07 al 17,3% en este trimestre.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído