El presidente de Caja Rural de Salamanca, Ernesto Moronta, ha descartado cualquier fusión a lo largo de este año 2013. Durante la toma de posesión del nuevo presidente de la Cámara Agraria, ha asegurado que el actual ejercicio económico "se afronta con mucha ilusión y trabajo aunque va a ser muy duro, pero Caja Rural lo va a pasar con nota. Estamos demostrando que hay una manera diferente de hacer banca".

En el balance de 2011 Caja Rural de Salamanca superó la cifra de 700 millones de euros de activo, con casi el 91% correspondiente a inversiones crediticias y elevó a casi 600 millones de euros el montante de depósitos de clientes. Aunque vio ligeramente reducidos sus beneficios, con una caída del resultado antes de impuestos del 3,43% respecto al anterior ejercicio, la entidad financiera incrementó en casi un 5,4% los fondos propios, hasta superar los 74 millones de euros.
 
La cooperativa de crédito volvió a mejorar la ratio de morosidad, que se sitúa en el 2,73%, muy por debajo de la media nacional. Además, cerró el ejercicio de 2011 con una cobertura superior al cien por cien y con una ratio de ‘core capital’ del 13,27%, es decir, casi 530 puntos básicos por encima del mínimo exigible. Por lo que se refiere al margen de intereses, aumentó en más de un 4,7%, hasta llegar a 14,4 millones de euros, y situó en más de 19 millones el margen bruto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído