Caja Rural de Salamanca ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con Empleo Down para la recogida de aceite usado procedente de domicilios en la provincia de Ávila. El Centro Especial de Empleo con el que la entidad financiera suscribe el acuerdo promueve la contratación para trabajos estables de personas con discapacidad intelectual, especialmente con síndrome de Down, y desarrolla diversas actividades de protección y cuidado del medio ambiente.

El acuerdo ha sido rubricado por Pilar Florencio, presidenta de la asociación abulense, y por Isabel Martín Arija, directora general de Caja Rural de Salamanca. “La Caja colabora desde sus inicios, con cargo al Fondo de Educación y Promoción, en todo tipo de proyectos orientados a sensibilizar a la sociedad en varios frentes, con especial hincapié en la creación de oportunidades para personas con discapacidad y, en este caso, se combina con la defensa del medio ambiente”, afirma Martín Arija. “Somos conscientes de que el futuro pasa necesariamente por cuidar al detalle el presente para intentar compensar en la medida de lo posible el pésimo comportamiento que ha tenido el ser humano en cuanto al respeto del entorno se refiere”, añade.

Como consecuencia de este convenio, Empleo Down instalará próximamente una decena de contenedores especiales para la recogida de aceite usado en las localidades de Piedrahíta, El Barco de Ávila, Arévalo, Navarredonda y El Barraco, además de los que se colocarán en distintos puntos de la capital abulense. Además, repartirá 3.000 embudos para facilitar a los usuarios la entrega limpia y rápida del aceite.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído