La concepción del tiempo y su cálculo ha sido uno de los quebraderos de cabeza de las distintas civilizaciones de la humanidad a lo largo de los siglos. Cada una ha encontrado su forma de medir y ordenar el paso de los días utilizando como referente a los distintos cuerpos celestes a la vista del hombre. El físico Fernando Muñoz Box ha explicado algunos de estos calendarios durante la conferencia 'Los calendarios y el laberinto del tiempo'.
 
“Se trata de un homenaje al tiempo y al poeta José Luis Borges”, explica a DiCYT (www.dicyt.com) Fernando Muñoz Box en referencia a la pasión del poeta argentino por los laberintos. Tras hacer un repaso del tiempo desde el punto de vista filosófico y psicológico, el experto profundiza en el tiempo físico y en el tiempo astronómico, “que hoy día tiene mucha importancia y sirve para medir todo”.
 
“El tiempo se puede medir con relojes o con calendarios. En el mundo hay cientos de calendarios distintos, hebreos, árabes, mayas, ortodoxos, romanos... Nosotros seguimos el calendario Gregoriano, que se debe al Papa Gregorio XIII y que hoy es el calendario oficial universal, el que se sigue por ejemplo en la aviación o en los acontecimientos políticos, por lo que es muy importante que todo el mundo lo conozca”, precisa.
 
No obstante, recuerda, “esta solo una manera de entender el calendario”. “Nosotros entendemos el calendario desde el punto de vista solar, es decir, tenemos en cuenta las estaciones del Sol; mientras que otros calendarios como el árabe o el hebreo tienen en cuenta las fases de la Luna”. En este sentido, detalla, civilizaciones tan lejanas entre sí como la griega y la china “tienen calendarios que se parecen mucho porque se fijan en los mismos astros”. En relación a nuestro calendario, el gregoriano, “procede de los romanos aunque está bastante modificado”. Otros, como el Maya, “tienen en cuenta otros astros como Venus y Marte”.
 
En este “laberinto” del tiempo, el calendario de la Data Juliana ha tratado de poner luz. “Se trata de una iniciativa pensada en el siglo XVI por un cronógrafo francés, José Justo Escalígero, en el que no existen los meses y los años y los días se cuentan de uno en uno. Es muy cómodo porque no hay equivocaciones, se evitan confusiones, y todos los astrónomos lo utilizan. De hecho, fueron los astrónomos en el siglo XIX quienes lo revitalizaron”, señala. Según este calendario, hoy sería día 2.456.622, teniendo en cuenta que se empezó a contar a partir del mediodía del 1 de enero de 4.713 antes de Cristo, hace cerca de 6.000 años.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído