Muy agradecida y con una gran sonrisa que solo la emoción consiguió por un momento borrar de su rostro, Camila Casado sopló ella misma las velas por su 100 cumpleaños en la Residencia Asistida Provincial. El 25 de mayo de 1914 nacía en Buenos Aires la salmantina que conserva sus facultades mentales y cuyo mejor recuerdo a lo largo de este siglo de vida fue "el día de mi comunión".

Su familia, con su hija María Ángeles al frente, trabajadores, residentes y el equipo directivo del centro le rindieron un emotivo homenaje en el que no faltaron los regalos como un ramo de flores, un broche, un pañuelo y una gran tarta. María Ángeles Pascua agradeció a todos la celebración y afirmó que "es una maravilla lo cuidados que están aquí, siempre fui reacia a dar este paso pero ahora estoy encantada porque el cariño con el que los tratan no se paga con dinero", y es que tras caer enfermo su marido, María Ángeles no podía hacerse cargo de los dos. Tras tomar la dificil decisión, Camila Casado comenzó a vivir en la residencia hace tres meses y medio.

La poesía ha sido una de las grandes pasiones de Camila y así lo demostró al recitar unos versos escritos por ella misma para sus nietos. Además, también le gusta cantar "lo que sea" y conserva esa sonrisa y esa alegría que siempre han caracterizado, como afirmó su hija, a la centenaria. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído