La Plataforma para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca, formada por distintas organizaciones de la ciudad y provincia charra, iniciará una campaña de movilizaciones. "El sistema sanitario público, la educación pública y las pensiones, son los pilares de nuestro estado de bienestar y su fortaleza es fundamental para mantener una sociedad cohesionada", explican en un manifiesto. Y añaden: "El sistema sanitario español es universal, ya que todas las personas que viven en España tienen derecho a ser atendidas, es equitativo garantizando el derecho a todas las prestaciones sanitarias y es gratuito en el momento de su uso debido a que se financia a través de los presupuestos generales. 

A juicio de la plataforma, "las reformas lo están deteriorando día tras día y este deterioro afecta a toda  la población". El Real Decreto Ley de reforma sanitaria de 20 abril de 2012 y otras medidas legislativas que empezaron por privatizar la gestión, representa un retroceso de 30 años en las bases del sistema, pues acaba con la universalidad porque es necesario cotizar para recibir atención sanitaria, dejando fuera de la atención a emigrantes, a jóvenes mayores de 26 años que no han comenzado a trabajar y a personas divorciadas que pierden la cobertura por no haber cotizado. Explican que también acaba con la equidad porque implanta el copago que castiga especialmente a la población más enferma y deja fuera de su cobertura pública servicios a los que solo podrá' acudir quien tenga medios para pagados, y acaba con la accesibilidad, porque legaliza una cartera de servicios básica y otras complementarias, de forma que habrá pruebas o servicios que no serán accesibles para todos a pesar de que han contribuido mediante su declaración de la renta. 

 
Por este motivo, la plataforma se movilizará en la calle. "No queremos un sistema de compasión con la población más desfavorecida porque eso es la beneficencia, ni queremos que quienes cobran más paguen más. Queremos un sistema de solidaridad entre gente sana y enferma, que es la garantía de la igualdad ante la enfermedad y es la garantía de la calidad para todo el mundo. No queremos que fulminen la sanidad pública ni siquiera para "salvarla" porque no necesita ser salvada, solo mantenida y mejorada día a día. Sólo hay que salvarla de quienes quieren privar a la ciudadanía, trabajadora o no, del derecho a la salud para transformarlo en un negocio hasta ahora virgen para empresarios y bancos nacionales y extranjeros. No queremos que ahorren en sanidad, para luego amnistiar a los defraudadores o  para financiar a la banca", concluye el manifiesto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído