La Federación de Servicios Públicos de la Unión General de Trabajadores (UGT) considera imprescindible el mantenimiento del poder adquisitivo de los empleados públicos en base a criterios objetivos (IPC, crecimiento económico, etcétera) y la adopción de medidas para incorporar en los presupuestos de cada año los créditos necesarios para compensar la pérdida del poder adquisitivo desde 2010. Además del desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) en materia retributiva, fundamentalmente en aquellos aspectos relacionados con la carrera profesional.

"En mayo de 2010, los salarios públicos sufrieron un recorte del 5%. A partir de ese momento las políticas de reducción del déficit han consagrado la congelación salarial como algo habitual, a lo que se añade el RDL 20/2012 de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria que suprimió la paga extraordinaria de diciembre de 2012", explica el sindicato. Y añade: "A esta situación se suma el importante aumento de los impuestos directos e indirectos, la subida de las bases de cotización a los distintos regímenes de la Seguridad Social.Todo esto ha provocado que el poder adquisitivo de los empleados públicos se sitúe en términos de hace una década, sumando una pérdida que roza el 25%".

 
A juicio del sindicato, la disminución del volumen de empleo público también contribuye significativamente en la reducción del gasto en salarios. Y la profesionalización de los empleados públicos  (mediante la formación, la cualificación y la carrera profesional) constituye un factor relevante para incrementar la productividad de cada empleado público y de la organización en su conjunto. "Dicha profesionalización conlleva ineludiblemente un reconocimiento salarial, lo que contribuye a la mejor calidad del trabajo desempeñado. Es además un  instrumento de motivación y compromiso del personal. Unos empleados públicos respetados y motivados que garanticen nuestro Estado del Bienestar", añade.
 
Por eso, continúa, "la devaluación salarial ha constituido un claro freno al proceso de recuperación económica y de creación de empleo, haciendo inútil el extraordinario sacrificio experimentado por los empleados públicos (y la sociedad en general) durante la crisis, en sus condiciones de bienestar y en la atención a sus necesidades básicas". De ahí que UGT constate la necesidad de acordar una serie de medidas cuya finalidad sea dignificar los salarios de los empleados públicos. "No es justo que los empleados públicos estén afrontando los precios actuales con salarios de hace una década. Fuimos los primeros en hacer sacrificios cuando empezó la crisis y reclamamos al gobierno el compromiso que seamos también  los primeros en percibir la recuperación a través del incremento salarial que nos corresponde", concluye.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído