Cáritas denuncia la permanencia de la desigualdad entre hombres y mujeres pese a los avances sociales

 Cáritas denuncia la permanencia de la desigualdad entre hombres y mujeres pese a los avances sociales
Cáritas denuncia la permanencia de la desigualdad entre hombres y mujeres pese a los avances sociales

El área de inserción laboral de Cáritas Salamanca recuerda algunas razones por las que sigue siendo necesario el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo. A lo largo de la semana, además de difundir estos mensajes en sus redes sociales, entregan un marcapáginas para recordar este día durante todo el año. "A pesar de los cambios sociales, económicos y tecnológicos vividos en los últimos años, la desigualad entre hombres y mujeres sigue existiendo hoy en el ejercicio de derechos básicos y acceso a oportunidades", afirma Cáritas.

Explica la institución benéfica que "el 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer trabajadora, y debe servirnos como recordatorio de las diferencias que aún existen en el acceso, desarrollo y mantenimiento de un empleo, pese a que la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado supuso un gran avance ya en el siglo pasado, pero sigue acompañado de discriminaciones que deben desaparecer". Así, recuerda que el empobrecimiento de los trabajadores afecta especialmente a las mujeres, ya que el 75% de mujeres trabajadoras lo hace a tiempo parcial. Además, de las mujeres en edad de trabajar tan sólo lo hace un 54% frente al 80% de los hombres. "Y no se debe olvidar el hecho de que las mujeres desempeñan la mayor parte de los trabajos mal pagados y menos protegidos".

También denuncia Cáritas la escasa representación de la mujer en puestos de responsabilidad y niveles de decisión en igualdad con los hombres. Según cifras de la Unión Interparlamentaria (UIP), de un total de 41.845 parlamentarios en el mundo, tan sólo el 14,6% son mujeres. En sólo siete países de todo el mundo, las mujeres ocupan más del 30% de los escaños parlamentarios (PNUD 2003). Tan sólo hay seis países en los que las mujeres ocupen un 30% o más de los cargos de nivel ministerial

Otro asunto es a su juicio la ausencia de políticas efectivas que apoyen la conciliación de la vida laboral y familiar dificulta el acceso a un empleo de calidad. A esto se suma la necesidad de impulsar la corresponsabilidad entre mujeres y hombres en todos los órdenes de la vida, apoyándonos en la educación desde edades tempranas. "La vejez y la pobreza se conjugan en femenino, como consecuencia de la precaria protección en desempleo y falta de cotización. La brecha salarial entre hombres y mujer se dispara en España y nos aleja de Europa. Las mujeres tienen que trabajar 79 días más para percibir el mismo sueldo", concluye Cáritas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído