No solo los salmantinos se marcharon de Salamanca y de España durante 2015. Buena parte de los extranjeros que habían llegado a la provincia anteriormente también lo hicieron fuera de las fronteras de la nación. De hecho, fueron más estos últimos que los primeros hasta casi doblar los números. 532 nacidos en España que residían en Salamanca decidieron salir hacia otros lugares del mundo por los 986 extranjeros que lo hicieron.

Tanto en los españoles como en los extranjeros, el grupo de edad que mejor representa la salida de España es el que corresponde entre los 30 y los 34 años, aunque el inmediatamente anterior y posterior, desde los 25 a los 29 y los 35 a los 39, le siguen muy de cerca. El total del primero, de hecho, es de 324 personas que se marcharon por las 239 y 213, respectivamente, que suponen los otros dos grupos de edad.

En cuanto a los extranjeros, la mayor parte de los que se fueron lejos de España son nacidos en otro país de la Unión Europea. Supusieron durante el año pasado 388, de los que el pico fueron, precisamente, personas entre los 30 y los 34 años. Salamanca perdió europeos con destino a otro país en todos los grupos de edad hasta los 75 años, aunque la mayor parte se acumula entre los 20 y los 50.

Los nacidos en Sudámerica también abandonaron Salamanca en una gran parte. En concreto fueron 313 los que decidieron marcharse a otros países en el que, nuevamente, se repiten las estadísticas de los nacidos en la Unión Europea. Ya muy lejos de estas cifras se encuentran los centroamericanos que, con 107 personas que se marcharon de Salamanca, supone la tercera mayor región.

Los africanos aparecen después, por debajo ya de la centena. 92 fueron los que se marcharon de Salamanca y de España durante 2015. En este caso, eso sí, el grupo de edad que destaca es el que se corresponde entre los 40 y los 49 años. Los norteamericanos, asiáticos, resto de europeos nacidos fuera de la UE y oceánicos se marcharon en menor medida, también por la existencia en Salamanca de menos personas nacidas en estas regiones.

En concreto, respecto a lo anterior, fueron 86 en total, divididos en 39 norteamericanos, 28 asiáticos, 18 europeos y solo un oceánico. Este último tenía una edad entre los 30 y 34 años, mientras que en el resto de casos, la mayor parte de los extranjeros que se fueron eran más jóvenes. Los que se marcharon de Salamanca y que han nacido en algún país de América del Norte, de hecho, son, especialmente, jóvenes entre los 20 y los 24 años. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído