Aunque existe una preocupación importante por el nivel salarial entre los trabajadores públicos de nuestro país, lo cierto es que éstos son los que más felices y realizados se sienten. De hecho, son los que menos se plantean cambiar de trabajo (un 28%, frente al 43% de trabajadores del sector privado que estudian a menudo cambiar de empresa) y los que, además, más orgullosos están del mismo. Estas conclusiones son sólo algunas de las que se desprenden de una macro encuesta realizada por Edenred, inventor del Ticket Restaurant, e Ipsos, compañía dedicada a la investigación de mercados, sobre el bienestar y la motivación de los trabajadores.
   
Mantener el empleo sigue siendo una preocupación generalizada entre los trabajadores. Este dato contrasta con el registrado en 2008, cuando el nivel salarial era la mayor preocupación para casi la mitad de los españoles. Hoy en día, al 57% de los trabajadores del sector privado y al 46% del público les preocupa conservar su puesto de trabajo. Por su parte, comparando los dos sectores, el nivel salarial es más preocupante para los empleados públicos, ya que el 36% lo considera como su mayor desvelo, frente al 30% de los trabajadores de empresas privadas.  

Si trasladamos esta misma preocupación (nivel salarial) a los años 2007 y 2008 nos encontramos con un dato revelador: para la mitad de los trabajadores públicos o funcionarios la remuneración económica era su principal preocupación estando, además, poco satisfechos con el trabajo que realizaban. El tercer problema es el tiempo dedicado al trabajo. Sólo 13 de cada 100 empleados privados lo consideran más preocupante que conservar el trabajo o su masa salarial, y 18 en el caso de los funcionarios, si bien es cierto que la mayoría de los trabajadores del sector privado considera que dedica demasiado tiempo a su trabajo.  

En lo que respecta al nivel salarial, los trabajadores del sector industrial son los que más satisfechos están con su sueldo. Así, más del 40% dice estar muy o bastante satisfecho con su retribución a final de mes, y sólo un 15 dice estar nada satisfecho. En el sector servicios, en cambio, sólo el 34% dice estar de acuerdo con lo que se le paga, y el 47% confiesa estar poco satisfecho con su nómina.  

Efecto ‘Blurring’  

El Blurring o lo que es lo mismo, la línea que separa la vida laboral de la personal, cada vez más difuminada debido a las nuevas tecnologías, es más patente entre los trabajadores de servicios. Las nuevas tecnologías, gracias a nuestros smartphones, nos acompañan las 24 horas del día y la facilidad para acceder a ellas hacen que el trabajador esté conectado a su trabajo incluso fuera del horario laboral.  

Según el Barómetro del Clima Laboral, tres de cada cuatro trabajadores del sector privado confiesa tener que trabajar fuera del horario laboral, lo que aumenta considerablemente su sensación de estrés. Y casi el 40% de los trabajadores de este sector está poco o nada satisfecho con los horarios, la carga laboral o el equilibrio entre vida laboral y personal. En el caso de los funcionarios, este porcentaje baja al 29%. Dentro del privado, el 35% de los trabajadores del sector servicios trabaja a menudo los fines de semana. Ese porcentaje llega a un 70% con los que lo hacen de vez en cuando. En vacaciones, los porcentajes, aunque algo más bajos, se repiten, y esta vez también entre los industriales.  

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído