Castilla y León registró en 2012 un total de 5,5 delitos por cada 1.000 habitantes, lo que se saldó con 4,4 adultos condenados, lo que supone la tasa más baja de España, ya que registró de media 7,1 delitos y 5,7 condenados. Además, la Comunidad sumó 12.057 delitos y 2.194 infracciones penales el pasado año, así como 9.625 adultos y 1.655 menores condenados, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística.
 
Asimismo, la Comunidad registró el pasado año 12.057 delitos, lo que supone 5,5 por cada 1.000 habitantes. El delito contra la seguridad ciudadana fue el más numeroso en la Comunidad, ya que representa el 43,2 por ciento del total. Le siguió el vinculado con la seguridad vial (4.884), que supone el 40,5 por ciento, y el referido al patrimonio y el orden socioeconómico (2.338), que significa el 19,39 por ciento. Destacan también los robos, que supusieron 1.181 ya que incluyen las defraudaciones (403), daños (203) y el blanqueo de capitales (41).

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído