El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha presentado en la tarde de este lunes los datos relativos al déficit de los organismos que componen el Estado. La cifra alcanza el 8,51 por ciento, mayor de la previsión anunciada el pasado mes de diciembre y dos puntos por encima del límite impuesto por la Unión Europea para 2011, fijado en el 6 por ciento, y cuatro puntos por encima del límite para este año, el 4,4 por ciento. 

La Administración Central del Estado incurrió en un déficit de 54.739 millones de euros, equivalente al 5,1% del PIB. En 2010 tal Administración cerró el año con un déficit del 5,72%, 60.091 millones de euros. La desviación en 2011 respecto al objetivo inicial fue de 0,3 puntos. Por lo que respecta a las Administraciones de la Seguridad Social, éstas terminaron 2011 con un déficit en términos de Contabilidad Nacional de 995 millones de euros, el 0,09% del PIB. El objetivo previsto era acabar el ejercicio con un superávit del 0,4% del PIB. En 2010, las Administraciones de la Seguridad Social arrojaron un déficit de 2.069 millones, el 0,2% del PIB.

Gran parte de este desfase está provocado por las comunidades autónomas, cuyo objetivo de déficit era del 1,3%, pero se sitúa en el 2,9% al cierre del año pasado. Madrid cumplió el objetivo con un 1,13%, pero la gran mayoría de regiones sobrepasó con creces el límite, como Cataluña (3,72%), Andalucía (3,22%), Valencia (3,68%), País Vasco (2,16%) y Castilla y León (2,35%). Y sobre todo Castilla-La Mancha, el 7,3%, Murcia (4,33%), Cantabria (4,04%) y Asturias (3,64%). Por su parte, las corporaciones locales contabilizaron un déficit de 4.069 millones de euros, el 0,38% del Producto Interior Bruto (PIB), 0,08 puntos por encima de la cifra estimada por el Gobierno socialista antes de las elecciones (0,3%). En 2010, el déficit de estas administraciones fue del 0,48% del PIB.

La consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, cifró en 500 millones la desviación del déficit de Castilla y León al cerrar 2011, un 2,35 por ciento del PIB, frente al 1,3 por ciento previsto, lo que supondrá la elaboración de un plan económico financiero de reequilibrio y la petición de autorización para operaciones de deuda a largo plazo. Del Olmo explicó que desde su departamento comunicaron una estimación de desviación del déficit de la Comunidad al ministerio del 2,2 por ciento, que desde el Gobierno han elevado hasta el 2,35 por ciento del PIB.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído