Comisiones Obreras ha llevado ante la Audiencia Nacional a Correos por las supuestas conductas ilegales acometidas en el proceso de movilización realizado en mayo con tres huelgas generales y tres paros parciales. Entre las medidas impuestas por la empresa, como denuncian desde CCOO, se encuentran la contratación temporal de trabajadores en el período de convocatoria de huelga, la realización de horas extraordinarias, medidas de movilidad funcional de los trabajadores, desvío masivo de envíos a otros centros de trabajo y a otras empresas ajenas al Grupo Correos y la apertura de centros de trabajo fuera de su horario habitual.

CCOO ha recordado ?que el conflicto que vive la mayor empresa del sector público viene motivado por el enorme recorte de empleo, 15.500 puestos en los últimos cinco años, 130 en la provincia de Salamanca, y 11.000 en lo que llevamos de legislatura, por el recorte salarial de sus 52.000 trabajadores, cuyos sueldos llevan congelados cinco años, y por el bloqueo en la negociación de un nuevo convenio para el que el sindicato exige más plantilla fija, recuperación salarial y de derechos?.

Además, el sindicato ha llamado la atención ?sobre la irresponsabilidad del Gobierno y de la empresa, que han arriesgado una campaña electoral en la que Correos tiene un importante papel para garantizar el voto por correo, al contar con 15.500 efectivos menos que la celebrada en 2011?.

Finalmente, CCOO ha insistido en que tras las huelgas convocadas en mayo el conflicto seguirá abierto. Por lo menos, hasta que el Gobierno no concrete las medidas anunciadas para consolidar empleo ni adopte las medidas necesarias para garantizar la recuperación salarial y de derechos exigida por los trabajadores y trabajadoras.  

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído