La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa), mayoritaria en la escuela pública, apoya la huelga general del 29 de marzo convocada por CCOO y UGT contra la reforma laboral, por lo que hace un llamamiento a las familias para que ese día "no lleven" a los hijos al colegio. No obstante, reclama también que los centros educativos ofrezcan servicios mínimos para que los alumnos que vayan a clase puedan ser atendidos.

En un comunicado, Ceapa respalda a los sindicatos debido a la preocupación por las condiciones de vida que puedan tener las nuevas generaciones cuando lleguen a la edad adulta y el temor de que se incorporen al mercado laboral en unas condiciones muy precarias. "¿Qué valores vamos a transmitir a nuestros hijos e hijas, qué ejemplo les vamos a dar, si los especuladores, todos aquellos que han jugado a la economía del casino salen totalmente indemnes de sus actuaciones, muchas veces delictivas, y a quienes viven honradamente de su trabajo se les recortan derechos y quedan en situación de indefensión?", se argumenta.

 
Por su parte, Concapa, mayoritaria en la privada concertada, considera que la comunidad educativa no tiene motivos para secundar la huelga general del 29 de marzo y califica de "irresponsable" que alguien pueda pedir que los alumnos no vayan a clase ese día. Es "muy poco educativo" invitar a los estudiantes que no se presenten en el centro escolar, pues "no estamos en condiciones de perder más horas de clase".
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído