Más de doscientas personas se han concentrado en la tarde de este jueves en la avenida de Comuneros para mostrar su oposición al proyecto del aparcamiento subterráneo que promueve el Ayuntamiento de Salamanca. Aunque el alcalde ha explicado en varias ocasiones que los seis millones de las obras los sufragará la empresa constructora, que a su vez explote el párking, y de las reuniones mantenidas en el Consistorio para garantizar los mínimos problemas, los vecinos consideran que las obras repercutirán negativamente en sus negocios y sus viviendas, de ahí la manifestación. 

Convocada por la Federación de Asociaciones de Vecinos de Salamanca (Fevesa), la concentración cortó temporalmente el tráfico en la avenida de Comuneros desde el cruce con el paseo de la Estación. Concejales del Partido Socialista no acudieron a la manifestación, como explicaron por la mañana, porque no querían que se politizara el acto. Pero Izquierda Unida y Unión del Pueblo Salmantino sí participaron para mostrar su rechazo a la propuesta del Ayuntamiento, recordando el anuncio del alcalde de adaptar el solar de la calle de la Radio para albergar un parking en superficie de 300 plazas "que colmará las necesidades de aparcamiento de esa zona sin tener que destruir parte del parque La Alamedilla ni soportar los vecinos y comerciantes las obras que se esperan".

Bruno Merino, portavoz y uno de los responsables de la plataforma vecinal que se ha constituido para decir no al proyecto del Parking de Comuneros, ha definido la manifestación como un éxito de participación además de pacífica. En cuanto a los motivos de la convocatoria, Merino asegura “que la gente tiene que manifestar su disconformidad”. Por otra parte, mantiene “que los principales puntos para rechazar el plan de construcción del parking son varios. Por un lado, hay personas que consideran que las obras podrían afectar a la seguridad de los edificios donde viven a pesar de que los técnicos dicen que no. Por otro lado, los comerciantes estamos en contra por las consecuencias económicas negativas que tendría el que las obras se prolonguen durante mucho tiempo. Se podrían perder puestos de trabajo o cerrar comercios por la situación en la que estamos”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído