“El céntimo sanitario nunca tuvo que haberse planteado, no está el transporte para más patadas”. Así resume Juan Luis Feltrero, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Transporte Discrecionales (Aestradis), la situación del sector un año después de la entrada en vigor del céntimo sanitario. “Ha sido nefasto para Salamanca, es algo que no tenía discusión, se lo transmitimos por activa y por pasiva a la consejera”, asegura.
 
Y es que las pérdidas son considerables, pues los transportistas han optado por repostar en las gasolineras del País Vasco, La Rioja, Extremadura e incluso Portugal. De ahí que las estaciones de servicio salmantinas, y en general de Castilla y León, sufran los efectos del menor consumo de carburantes. “La Junta debería tener en cuenta que es la primera vez que se unen todas las asociaciones para manifestarse en contra de algo”, afirma Feltrero.
 
Un año después, la Junta propone devolver parte del impuesto cobrado, pero con matices. “Se pidió que se devolviera a los profesionales en su integridad, no la mitad por el gasóleo profesional, que sólo lo tienen los grandes vehículos de transporte”. Por eso, desde el sector se estudian nuevas medidas de presión para que la Administración autonómica reconsidere la aplicación del céntimo sanitario sobre los hidrocarburos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído