El CRE del Alzheimer ha acogido una jornada de presentación de proyectos tecnológicos de I+D+I, dentro de la que se incluye la presentación de una guía para ayudar a las familias afectadas por esta enfermedad y a los profesionales a la hora de explicar la enfermedad a los niños. Ya que, durante la enfermedad los niños empiezan a tener preocupación por el Alzheimer, y los padres o sus educadores deben estar preparados para la explicación de la enfermedad.
 
Por otro lado, la directora del CRE del Alzheimer, Isabel González Ingelmo, ha hablado sobre los tratamientos que se están empezando a utilizar: “No tenemos nada que cure, ahora mismo, sí sabemos que tenemos que estimular nuestras neuronas, nuestro cerebro, tenemos que estar activándolo continuamente“. En el centro salmantino, según ha explicado su directora han tenido algunos casos como el de “personas que están sillas de ruedas, tras dos meses aquí están caminando, ¿Qué pasa que hemos hecho un milagro? No, sino que no se les había estimulado, uno de los síntomas que también tiene la demencia es la apatía, si tú no lo estás estimulando continuamente esa persona va a peor“. 

Cambio del perfil del paciente

 
Otra de los temas que ha destacado Isabel González, es el cambio de perfil del paciente: “Estamos encontrando usuarios cada vez más jóvenes, desde hace unos años tenemos bastante gente”. En la mayoría de los casos de esos pacientes más jóvenes “se empiezan a dar cuenta en el trabajo, es gente que está en la vida laboral y hasta ahora estamos acostumbrados a personas de setenta y tantos años que ya habían dejado la vida laboral. Ahora nos encontramos con que las personas de cincuenta y tantos en el mundo laboral empiezan a ver que yo he hecho esto, y que el compañero le dice que no lo ha hecho, y empiezan a darse cuenta, y ahí empiezas con esa estimulación“. 
 
Dicha estimulación, “desde luego enlentece, pero del cerebro sabemos muy poco, no sólo de esta patología, sino de todas, pero sí tenemos muchos estudios de gente que ha tenido estimulación y gente que no la ha tenido, y desde luego el proceso es mucho más lento. Queremos que una persona llegue a fallecer no por la enfermedad del Alzheimer, sino por otras cosas”, manifestó la directora del centro. 
 
Además, en la jornada también se han explicado algunos de los proyectos de I+D+I, como el que se realiza a partir del análisis de electroencefalogramas para evaluar la intervención no farmacológica de la musicoterapia en personas con enfermedad de Alzheimer, así lo explicaba Jesús Poza Crespo, doctor en Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid. “El proyecto consistió en el registro de la actividad encefalográfica, que es un tipo de actividad cerebral para caracterizar en personas con la enfermedad la terapia no farmacológica con musicoterapia puede afectar, y de esa forma poder optimizar el tratamiento y poder objetivizar los beneficios que tiene en personas con la enfermedad del Alzheimer”. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído