“Las infraestructuras de Sancti-Spíritus se quedan reducidas para la atención sanitaria actual y no cumplen con las características exigidas”, afirmó el pasado viernes el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Enrique Cabero, sobre el Centro de Salud Filiberto Villalobos. Por ello, propuso trasladar las competencias del centro Universidad-Centro, que actualmente residen en ese mismo edificio, al que antiguamente usaba la Gerencia de Servicios Sociales en la calle Correhuela.

SALAMANCA24HORAS ha acudido este lunes al centro para conocer in situ cómo es su día a día y hablar con los usuarios al respecto. La línea general de opinión es que el centro no funciona ni mejor ni peor que otros, sino que la lentitud de algunos trámites va acorde con el funcionamiento de la Sanidad. Las personas mayores han sido las que peor han valorado la atención recibida en cuanto a tiempo de espera se refiere, mientras que el más joven de los encuestados, Rodrigo García, de 25 años, ha sido tajante: "Funciona bien".

En el momento de la llegada de este diario al centro, diez personas esperaban a ser atendidas en las ventanillas, mientras que otras dos estaban en la sala de espera. Un ritmo tranquilo que no dista mucho del vaivén de pacientes en otros centros de la ciudad. La nota más destacada fue que uno de los usuarios acudió a pedir cita para el día siguiente para que su madre obtuviera las recetas correspondientes y no había horas disponibles.

Cabe recordar que este edificio alberga dos centros de salud, el de Sancti-Spiritus y el de Universidad-Centro, por lo que el PSOE trasladará a la Junta de Castilla y León su petición de reubicar el segundo de ellos y mejorar así la eficiencia de ambos. Además, de esta manera mejoraría el acceso a su centro de salud de muchas personas mayores, ya que el de la Cuesta de Sancti-Spiritus está rodeado de una rampa muy pronunciada que hace que los pacientes tengan que realizar un esfuerzo extra para llegar.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído