Los Centros Especiales de Empleo (CEE) de Castilla y León, cuyas plantillas están formadas por ley en un mínimo del 70 por ciento por personas con discapacidad, no sólo han resistido bien la crisis sino que se han visto reforzados desde su comienzo, fijado en 2008. Así, a lo largo de estos más de cuatro años han crecido un 16 por ciento en la Comunidad, hasta los 193, y sus trabajadores con algún tipo de discapacidad se han visto incrementados en un 31 por ciento, según los últimos datos del Registro de CEE de la Junta, publicados este mismo mes.
 
La evolución a lo largo del último año también arrojó un saldo positivo, según las mismas fuentes, con incrementos del 9 por ciento en el número de centros y del 13 en el de empleados. En la Comunidad, León es la provincia con más Centros Especiales de Empleo, un total de 67, y Valladolid, la que más trabajadores aglutina en sus plantillas, con 1.205, seguida de cerca por León, con 1.074. Por el contrario, Soria es la provincia con menor número de centros y de trabajadores con algún grado de discapacidad, cuatro y 51, respectivamente.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído