Todo tiene su origen. La crisis, también. El 9 de agosto del año 2007 el Banco Central Europeo (BCE) inyectaba 94.800 millones de euros en los mercados para frenar el efecto de la crisis de las hipotecas de Estados Unidos. Las hipotecas basura o 'subprime' saltaban el océano Atlántico para salpicar de lleno al sistema financiero europeo, obnubilado con la especulación y la burbuja inmobiliario. En los años de bonanza, los bancos estadounidenses firmaron hipotecas con clientes de escasa capacidad financiera, a tipos de interés altos. De esos créditos surgieron productos financieros derivados, de gran rentabilidad, que fueron comprados por fondos de inversión, muchos de ellos europeos. Cuando cayeron los precios inmobiliarios y las familias dejaron de pagar las hipotecas, hubo una reacción en cadena que afectó a la banca y España tampoco quedó al margen.
 
Un año después, llegó la quiebra de Lehman Brothers, otro punto de inflexión en la crisis. Pocos podían adivinar entonces que aquel era solo el principio de un tortuoso camino que salpicaría a Irlanda, Grecia, Portugal, y después a Italia y España, y por extensión al conjunto de la eurozona, hasta amenazar las mismas bases del Estado del bienestar. Pocos imaginaban en el año 2007 que las imprudencias de los bancos las acabarían pagando los ciudadanos, con recortes en sanidad y educación, subida de impuestos y tasas de paro récord.
 
Salamanca no ha sido menos, padeciendo los duros efectos de la recesión, sobre todo en una provincia cuyos principales pilares económicos han ido cayendo uno por uno. Primero fue la construcción y, como consecuencia, se ha resentido el sector servicios. Ahora los recortes afectan a otra parte importante de la riqueza charra, los empleados públicos. El resultado son miles de pisos sin vender, promociones sin terminar, cientos de negocios cerrados, decenas de miles de personas en el paro... ¿Qué ha ocurrido en la provincia charra desde entonces? SALAMANCA24HORAS analiza esta evolución.
 
Cronología de la crisis
 
- 9 de agosto de 2007. El BCE se ve obligado a inyectar 94.800 millones de euros de sus reservas para compensar la falta de liquidez en un mercado atemorizado por la crisis de las hipotecas en EEUU.
- 15 de septiembre de 2008. Quiebra el cuarto banco de inversión de EEUU, Lehman Brothers. Las bolsas de todo el mundo se desploman.
- 5 de marzo de 2009. El BCE recorta los tipos de interés al nivel más bajo desde la introducción del euro.
- 29 de marzo de 2009. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero inverviene la Caja Castilla la Mancha (CCM) y destituye a los gestores. El castillo de naipes arrastra al resto del sector financiero.
- 2 de mayo de 2010, domingo. Grecia solicita el primer rescate, una ayuda de 110.000 millones de euros, que se completaría un año después con otros 109.000 millones.
- 27 de mayo de 2010. Zapatero aprueba un plan de recortes del gasto público en el Congreso sin precedentes. Es el primer tijeretazo de la crisis.
- 21 de noviembre de 2010. Iranda se convierte en el segundo país de la zona euro que solicita el rescate para salvar su economía, 85.000 millones de euros.
- 6 de abril de 2011. Portugal sucumbe a la presión de los mercados y también pide el rescate financiero a la UE, de 78.000 millones de euros.
- 8 de agosto del 2011. El BCE compra deuda de España e Italia para evitar su rescate financiero.
- 9 de mayo de 2012. España nacionaliza Bankia. Un mes después, el Gobierno solicita el rescate bancario.
- 13 de julio de 2012. El Gobierno de Rajoy aprueba un tijeretazo a los servicios sociales y el poder adquisitivo de los ciudadanos que se suma al de hace dos años por Zapatero.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído