Ciudadanos arrebataría un diputado al PP en Salamanca de ser hoy las elecciones generales

 Ciudadanos arrebataría un diputado al PP en Salamanca de ser hoy las elecciones generales
Ciudadanos arrebataría un diputado al PP en Salamanca de ser hoy las elecciones generales

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó hace una semana el barómetro correspondiente al mes de julio, donde se recoge una encuesta sobre las elecciones generales. Si fueran hoy mismo, el Partido Popular (PP) volvería a ganar, a más distancia del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), por delante de Podemos, con Ciudadanos más lejos que hace tres meses.

En concreto, el PP obtendría el 28,2% de los votos, el PSOE el 24,9%, Podemos el 15,7% y Ciudadanos el 11,1%, bajando Izquierda Unida (IU) al 3,7% y Unión Progreso y Democracia (UPyD) a apenas un 1,3%. No obstante, en intención directa de voto, sin una serie de condicionantes que añade el CIS, el PSOE es el primer partido, con el 17,3%, por delante del PP (16%) y Podemos (12,6%).

Estos porcentajes también pueden traducirse en escaños según el territorio, al haberse publicado también los datos del barómetro provincializados. En el caso de Salamanca, Ciudadanos arrebataría un diputado al PP, de manera que los populares se quedarían con dos escaños, uno los socialistas y otro el partido de Albert Rivera. Sería el único diputado que Ciudadanos conseguiría en toda Castilla y León.

En el conjunto de España ninguna combinación de PP o PSOE con los partidos emergentes otorga una mayoría absoluta, por lo que sería necesario un tripartito o un gobierno de coalición entre populares y socialistas, como puede apreciarse en el gráfico adjunto.

La clave de Podemos y Ciudadanos

El partido de Albert Rivera gana votantes entre el Partido Popular, hasta un 12% de quienes apoyaron a Mariano Rajoy hace cuatro años, cuando en el anterior barómetro era el 3%. Ciudadanos se nutre de la mitad de los votantes de UPyD y también de quienes en anteriores comicios han depositado un voto nulo, es decir, un voto de protesta.

Podemos se nutre del malestar ciudadano hacia la clase política, pues la corrupción y el fraude son el segundo problema tras el paro, mientras que los políticos en general ocupan la tercera posición. Pero fundamentalmente se nutre de los votantes de izquierdas, aunque cada vez menos del PSOE. En concreto, del 15% de quienes apoyaron a los socialistas en las elecciones generales de 2011 y del 45% de Izquierda Unida (IU), cuando a comienzos de año era el 26 y 40%, respectivamente.

Otro detalle que mostraba cómo el partido político de Pablo Iglesias se nutría del malestar ciudadano hacia la situación económica y política del país se percibía en que la mayoría de los nuevos votantes, casi el 35%, se decantaba por Podemos en el anterior barómetro. Ahora van principalmente al PSOE, 16%, por delante de Pablo Iglesias, 15%. La mayoría de las personas que hace cuatro años no acudió a las urnas sí se decanta por Podemos, mientras que quienes lo hicieron en blanco prefieren mayoritariamente a Ciudadanos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído