El delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Bienvenido Mena, junto con la directora provincial de educación Manuela Roselló, ha impartido la conferencia de clausura en el centro de estudios Rodríguez Fabrés, instituto que lleva apenas un año ofreciendo Formación Profesional. El objetivo es orientar y aportar información a alumnos y  a sus familiares que estén pensando en cursar FP.  El delegado territorial ha expresado su deseo de seguir potenciando estos ciclos formativos “ya que están saliendo unos profesionales que tienen un índice de acceso al mercado laboral muy elevado, sobre todo en Salamanca”.

La valoración es muy positiva en esta catorce edición. Según Manuela Rosello, “es extraordinario que los alumnos de ESO y bachillerato vengan a las instalaciones, conozcan la enseñanza y se vayan acercando a las posibles salidas al mundo laboral”. Más de 1.500 alumnos han participado en estas jornadas, donde también han colaborado más de cien profesores y treinta centros. Respecto a la inserción laboral, Roselló ha resaltado los datos tan altos que se manejaban los últimos años, casi de un 90 por ciento. Este año ha bajado hasta el 70 por ciento, sin embargo para la directora provincial de educación estos estudios tienen un doble atractivo, “capacitan para una profesión y son estudios más cortos que los universitarios”, señaló.

 

Como novedades, este año se han puesto en marcha cuatro aulas empresas, espacios de colaboración que pretenden que la FP sea dinámica, flexible y se adapte a las necesidades de la empresas. El objetivo para el próximo año es potenciar estas aulas y fomentar la formación dual. Además, esperan que para el curso siguiente como mínimo mantengan el número de alumnos. Para Bienvenido Mena, “estas jornadas son un éxito rotundo porque aportan, no solamente una formación, sino relaciones con el ejército y los empresarios, y creemos que la FP debe de estar vinculada a empresas e instituciones”.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído