Según el Gobierno, el reto es adaptar la formación de los trabajadores a las necesidades del presente y del futuro en el mercado laboral. En este sentido, abogan por la responsabilidad de todos en este proceso refiriéndose especialmente a la labor de las empresas que deben promover la compatibilidad de los estudios teóricos con su aplicación práctica en el lugar de trabajo, en especial, en la formación a los jóvenes.
 
El Gobierno español reclama la actuación de la colaboración entre todos los Gobiernos y los agentes sociales para sentar las bases para que prosperen las sociedades en materia de creación de empleo, impulsando mercados laborales más flexibles que permitan una mejor gestión de los recursos humanos y que garanticen la innovación y la obtención de ganancias en la competitividad de las empresas.
 
Uno de los sectores más afectados por la crisis en materia de empleo ha sido el juvenil. El Gobierno aplicó hace cuatro meses una estrategia de emprendimiento y empleo joven de la que afirman que se está dando empleo a más de 500 jóvenes cada día.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído