“El Colegio de Médicos tiene una imagen trasnochada y caduca, no es bueno para la profesión”

 “El Colegio de Médicos tiene una imagen trasnochada y caduca, no es bueno para la profesión”
“El Colegio de Médicos tiene una imagen trasnochada y caduca, no es bueno para la profesión”
El próximo 7 de noviembre se celebran elecciones para presidir el Colegio Oficial de Médicos de Salamanca. Tras doce años sin alternativa a la actual junta directiva, se presenta como candidato Jesús Arcaya, especialista en Neurología en el hospital Clínico de Salamanca y actual presidente del sindicato médico CESM, a la cabeza de un equipo compuesto por otros trece integrantes. Es la primera vez en doce años que se da esta situación. 

- Ha presentado su candidatura para presidir el Colegio de Médicos como alternativa a la junta directiva. ¿Qué le ha llevado a tomar esa decisión?

- Pues yo creo que después de doce  años era tiempo suficiente para la gestión del colegio fuera atractiva para los médicos de Salamanca y como vemos que la situación continúa en la línea continuista que se estaba haciendo, es el momento de cambiar. Para eso necesitábamos hacer una candidatura conjunta como la que hemos hecho, con catorce miembros, y hemos decidido dar una alternativa a los médicos de Salamanca por un colegio diferente.

- ¿Hacia dónde se mueve esa apuesta por un colegio diferente?

- En este momento el colegio tiene lamentablemente una imagen de algo trasnochado, algo que no sirve, que es una institución caduca, y eso no es bueno para la profesión. Yo creo que el colegio de médicos tal y como está plantado en la actualidad ha pasado, estamos en el siglo XXI, tenemos un colegio médicos absolutamente inmerso en una crisis institucional y económica y necesitamos un colegio que de juego a todas las inquietudes que tiene los médicos. 

Muchas de las inquietudes pasan por la situación laboral de los médicos, por la situación en la que han perdido una credibilidad por parte de la sociedad que tienen que recuperar, por parte de la administración, que se ceba en los médicos cuando los médicos no tiene culpa de nada de esta crisis, y se ceba digo porque al fin y al cabo lo que está haciendo la administración es de alguna manera recortar la sanidad pero incidiendo sobre todo en el pilar básico de la sanidad, que son los médicos. 

Es un tema que llevamos padeciendo los últimos años y que no queremos seguir en esta línea y queremos ser un colectivo de calidad asistencial, que tenga suficientes infraestructuras y suficiente ilusión para trabajar y eso va a beneficiar sin duda a la población. Un médico ilusionado, con ganas de hacer las cosas, incentivado, con ganas de hacer las cosas bien, como se han estado haciendo hasta que han llegado estos recortes, es bueno para la población, no solo para los médicos.

- ¿Qué destacaría de los integrantes de su candidatura?

- La candidatura se ha hecho de una forma equilibrada, en la que tenían que participar personas jóvenes, personas con experiencia, y mujeres y hombres. Yo creo que está formada por personas muy conocidas en el ámbito sanitario salmantino, personas con un reconocido prestigio, con una formación profesional importante, con una media de edad de unos 45 años, que les hace ser bastante profesionales en materia sanitaria. Por lo tanto creemos que va a ser una buena candidatura, y así lo entiendo yo. 

Esta candidatura no la entendemos como el presidente y los demás, la entiendo como catorce médicos que quieren cambiar el colegio para que de alguna manera atraiga a los profesionales, que no pasen del colegio, como se suele decir. Y que de alguna manera defienda los intereses actuales de los médicos. Lo que no queremos es que sea parecido a un club social, o a un club de la tercera edad, eso no nos parece serio para un colegio de médicos. 

Queremos un colegio que realmente satisfaga las inquietudes de los médicos y que de opciones y resultados a toda la problemática que tenemos ahora mismo, y que sea dinámico, participativo, eficaz, con una gestión que no puede ser derrochadora. Tiene que ser una gestión en la que todo se haga de manera transparente, que no tenga sitios oscuros donde parece que se ocultan cosas, tiene que ser una gestión eficaz y eficiente. Y eso yo creo que lo vamos a conseguir si pasamos la votación. 

- También asegura que propondrá un cambio de los estatutos para que haya un máximo de dos legislaturas, ocho años, en la junta directiva, y que el presidente no cobre sueldo.

- No queremos perpetuarnos en los cargos, yo creo que eso es un fallo de cualquier institución que se precie. Los cargos públicos, los cargos institucionales, tienen que tener un tope, un límite de años, es la forma de renovarse y que entren propuestas nuevas. Esta situación no la cumple la directiva actual, nosotros hemos propuesto que los cargos de la comisión de gestión tengan un tope de ocho años. Esa es una de las cosas que tenemos en la campaña, y también tenemos otra cosa, y es que vamos a introducir encuestas de satisfacción periódicas, de forma que vamos a conocer como cualquier empresa hace, si están o no están de acuerdo con los que estamos gestionando, atenderemos las propuestas de mejora, y será una forma de feedback, de que podamos saber a tiempo real lo que está pasando, si satisfacemos o no las demandas. Son dos cosas importantes que vamos a introducir.

- Además, destaca que primará la búsqueda de financiación externa para intentar bajar las cuotas. ¿Cómo sería? 

- Correcto, se nos ha tachado de ser demagogos. No es cierto, la demagogia sería la contraria, porque sabemos perfectamente que si hacemos una gestión más eficiente, si ahorramos en donde se está derrochando el dinero de todos los colegiados que es una obligación pagar la cuota, si además de ahorrar ahí podemos buscar fuentes de financiación alternativas a las cuotas, pues podemos seguramente bajar las cuotas de los colegiados. Posiblemente incidiremos sobre todo en aquellos que tienen menos recursos económicos, como son aquellos colegiados que están en paro y en formación MIR. 

Le voy a dar un ejemplo para que vea que esto no es demagogia, que va a ser una realidad. El presidente actual a parte de sus dietas y demás está cobrando un sueldo mensual. Simplemente con quitar ese sueldo mensual, que ya desde aquí puedo decir que renuncio a él si llego a ser presidente del colegio, con eso ya podemos pagar prácticamente las cuotas de los médicos en desempleo. Pagarían cuatro o cinco euros al trimestre, ahora se está pagando 78 euros, y simplemente con quitar ese sueldo podríamos hacer que los médicos en desempleo pagaran una cuota pequeñísima. No digamos nada si evitamos gastos nefastos en otro tipo de actuaciones que se están haciendo hasta ahora y que el año pasado sin ir más lejos han supuesto más de 25.000 euros en dietas y en gastos del colegio de la actual directiva. Por tanto no es demagogia, lo que hay que tener es intención de hacerla. 

- Otra propuesta es la creación de una asociación o fundación para financiar investigaciones y proyectos de emprendedores, sobre todo de jóvenes. ¿Cómo sería?

- Sí, ya hay ejemplos en Valladolid y Segovia. Tienen fundaciones en las que de alguna manera se pueden patrocinar o ayudar o financiar determinados gastos del colegio en la formación de los médicos y muy especialmente en la formación de los médicos jóvenes que lo necesitan para su currículum, ¿no? De este modo podemos conseguir ayudas a bolsas de congresos, aquellos que vayan a publicar, que se publique acceso a biblioteca gratita, acceso a revistas internacionales o nacionales gratuitas, etc. Se pueden hacer muchas cosas, cursos de gestión clínica… 

Ahora mismo va a haber un decreto en Castilla y León que pretende implantar los centros de gestión clínica en implantación primaria y no sabemos muy bien los médicos hacer gestión clínica. Es algo que se tiene que aprender, y entendemos que los médicos tienen que tener ese aula en tema de gestión clínica, porque va a ser muy importante a partir del año que viene, también podemos decir que el colegio va ser una sede abierta a todas las sociedades científicas y colegios profesionales de médicos. Tenemos que poner de nuestra parte para que esto se aun lugar de encuentro, de todas las especialidades y de todos los profesionales. 

- Considera que el objetivo del Colegio de Médicos debe ser incentivar la ilusión de los profesionales de la medicina, de ahí la propuesta de cursos y demás iniciativas de formación. ¿Tan quemados están los médicos?

- Bueno, para eso habría que preguntárselo a ellos directamente, pero yo creo que en este momento tanto los médicos de atención primaria como los hospitales, están en una situación quemada, llamémoslo así, si. Porque ven que sin tener ninguna culpa se están cebando en ellos con los recortes de la administración. Pero ya no solo en la asistencia pública, sino también en la privada. Fíjese, la asistencia privada en Salamanca, como cualquier administración de tipo funcionarial, muchos, miles de funcionarios, que no tiene seguridad social, tiene derecho a una sanidad privada, porque atienden a aseguradoras como Muface, etcétera, y realmente ellos también, las compañías de seguros, deben darse cuenta de que no se puede tratar a los médicos sin tener en cuenta su grado de preparación, responsabilidad en sus actos. 

En una situación lamentable lo que pagan a veces las aseguradoras a los médicos que están atendiendo a los funcionarios. Y junto con esto los recortes en la sanidad hacen que los médicos se encuentren en una situación de desencanto, están desencantados, no tienen ilusión por el trabajo que realizan, salvando las distancias, lo que es la profesión y la vocación que tienen que tener, pero están desilusionados, más que quemados. No tienen una sensación de que se les está reconociendo la labor que están ejerciendo, tanto creo que es bueno para todo el mundo que los médicos trabajen a gusto. Cualquier profesión necesita una incentivación para trabajar a gusto, con ganas de hacer las cosas lo mejor posible. Evidentemente, el ser médicos es vocacional, y su vocación le permite que quieran hacer las cosas bien con calidad. Pero no cabe duda de que cualquier profesional tiene sus responsabilidades que le hacen necesitar una incentivación, un reconocimiento. Y eso es un tema al que tenemos que darle muchísima importancia para que el médico vuelva a tener esa ilusión. 

- ¿Qué más destacaría de su programa?

- Hay algunas cosillas que quizá no hayamos tocado tanto, pero que son importantes también, las jubilaciones de la sanidad pública han sido masivas en el último año. Se han jubilado más de ciento y pico médicos de golpe, creemos que los médicos cuando se jubilan siguen manteniendo una calidad de formación y de sapiencia médica y experiencia enorme que los hace ser muy útiles para el colegio. Nos gustaría muchísimo que los jubilados pudieran participar en la formación de los propios médicos jóvenes del colegio mediante cursos, conferencias, para que puedan expresar lo que tienen de experiencia y profesionalidad. Eso es una cosa que nosotros vamos a potenciar muchísimo. 

Luego, evidentemente, como he dicho antes, no puede ser que el colegio se parezca a un club social o un club de la tercera edad, pero es verdad que el ocio, la cultura y las humanidades entre los jubilados tienen que seguir, y tiene que hacerse porque es algo innato a la profesión intelectual que tienen los médicos. Empiezan a ser médicos cuando salen de la facultad, pero nunca dejan de ser médicos hasta que se mueren. Es una profesión muy especial, el médico sigue siendo medico toda su vida, y eso culturalmente e intelectualmente necesita tener un sitio donde poder expresarlo, y el colegio de médicos sería el lugar ideal. 

Y también con respecto a la sociedad el médico jubilado aporta una experiencia grande y con respecto a esto no solo entre los médicos, van a tener una gran importancia.

Y por último yo diría que hoy por hoy, sinceramente, la prioridad más inmediata es la situación del médico joven que aún no tiene trabajo, que tiene contratos en precario, que está en una situación laboral indigna, y con contratos absolutamente precarios y muy eventuales, y estos médicos jóvenes necesitan del colegio como el agua para vivir, y poder desde ahí al menos conseguir un reconocimiento de que está pasando algo grave entre los médicos jóvenes. Hay poco empleo, el poco que hay es precario, y realmente se están acortando mucho las plantillas en los centros hospitalarios y la atención primaria y no se están contratando a médicos jóvenes para esas plantillas. Estamos produciendo y provocando listas de espera enorme mientras los médicos jóvenes están en el paro o con contratos precarios. Nuestra candidatura va a intentar que los médicos jóvenes se sientan especialmente apoyados. 

- Estas elecciones se enmarcan en un contexto de continuos cambios en la sanidad, con nuevas leyes, sobre todo por el copago. ¿Cuál es su postura ante estas medidas?

- El copago no es bueno hacerlo si se hace de la manera que se está haciendo, penalizando muchas veces a los enfermos que están más graves. Es verdad que hay un tope de euros al mes, pero yo creo que ni siquiera con el tope sería bueno hacer ese tipo de medidas. Entendemos que la sanidad es un pozo sin fondo, tiene una enorme cantidad de gastos, pero yo creo que si se hace una gestión más eficiente de la sanidad y se le da opción a los médicos a decir cómo y dónde hay que gastar vamos a tener un ahorro suficiente como para poder evitar este tipo de medidas. 

- Los recortes son la palabra más empleada. ¿Cómo están afectando realmente a la sanidad?

- Todo recorte en sanidad está mal, porque es el bien más preciado que tenemos las personas. Si en algún sitio no habría que recortar es en sanidad. También es cierto que la sanidad es donde más se gasta en los presupuestos anuales de las administraciones públicas. Yo creo que los recortes se tendrían que hacer de una forma inteligente, donde no incida directamente al paciente, en grandes infraestructuras burocráticas, en edificios obsoletos que no se usan, en múltiples dietas y cosas que se están haciendo entre los cuerpos directivos y de tipo gerencial, en los que muchas veces se podría reducir. No influye en el paciente ni en el médico directamente.

- Los sindicatos CCOO, UGT, CSI-F y Satse aseguran que las unidades de gestión provocarán una pérdida de derechos laborales y salariales.

- Pienso que los sindicatos profesionales como Satse, etcétera, pueden tener la opinión que les parezca. Es verdad que estamos dando una herramienta de gestión que en ese campo no están representados. Los otros sindicatos que me ha dicho no son representativos, por lo tanto no me extraña que haya esa reticencia. El sindicato médico sí que ha aportado ideas, aunque no las ha aprobado como tales porque ya he dicho que tienen sus fallos. Podría haber un riesgo en el cambio jurídico, de ser estatutario a ser laboral, y tener riesgo de ese tipo de cambio… pero yo creo que el médico es una oferta que le hacen y podrá o no gustar, pero en algunos casos es buena. 

- Ya que hablamos de aspecto laboral, ¿en qué situación se encuentra ahora el complejo hospitalario? Se ha jubilado forzosamente a médicos y no se han repuesto las plazas.

- Sí, tenemos un problema, Houston, y es que los médicos que se han jubilado son muchos y buenos, y han dejado un vacío que no se ha llenado con otros médicos. La edad es un condicionante en cualquier profesión en la que se tenga una actividad física importante. En el médico no es así, es una actividad mental. Es verdad que los 65 años es la edad de jubilación para todo el mundo, pero quizá el médico en esa edad se siente aun bien para seguir trabajando. También es verdad que hay que dejar paso a los jóvenes. Yo creo que jubilar de forma masiva como se ha hecho no es bueno, porque al fin y al cabo estamos produciendo un déficit brusco de atención médica y de calidad asistencial. Se podría haber soslayado por una contratación de médicos, jóvenes, aunque con menos experiencia. Pero no se ha hecho así. Con lo cual, si es una situación lamentable jubilar a tantos médicos, se agrava porque no se han repuesto las plazas. Se va a resentir seguro la calidad asistencial. Y van a aumentar, porque ya está pasando, las listas de espera.

- ¿Qué necesidades de especialidades tiene el hospital salmantino?

- Tenemos la suerte de que es un centro hospitalario que cubre todas las necesidades de los salmantinos, y además es un hospital de referencia, el mayor hospital de la comunidad. Y por lo tanto podemos tener un gran hospital. Siempre hay posibilidades de mejora, la tecnología hoy en día avanza rápidamente y podemos mejorar. Próximamente hasta que se haga el nuevo hospital, que esperemos que se acelere lo más posible, tenemos algunas novedades, como es el PET scan, es una tecnología de radiación muy importante en el tratamiento de los tumores, y por tanto yo creo que ahora mismo es que cuanto antes se haga el hospital, es la forma de garantizar que sea pionero.

- ¿Cree que esta vez se cumplirán los plazos para el nuevo hospital?

- Ha habido un aumento de presupuesto, y creo que eso e salgo bueno. Hombre, sería lo ideal, pero estamos ya acostumbrados a que los presupuestos engorden con los años y la crisis está afectando lógicamente al plazo. No hay dinero para nada. Yo espero que si no en el 2019 en el 2020 esté. 

- El consejero mencionó que aunque esté habiendo retrasos con este proyecto Salamanca siempre ha sido pionera en tecnología sanitaria, y que nunca han esperado para tener lo más novedoso. ¿Tiene Salamanca la tecnología necesaria?

- Yo creo que sí, Salamanca tiene una infraestructura sanitaria envidiable respecto al resto de Castilla y León, otra cosa es que se esté utilizando de la forma más eficiente posible. Siempre se puede mejorar la eficiencia de la tecnología en Salamanca. Lo que no puede ser es que estemos utilizándolo de una forma descontrolada. No puede ser que tengamos una lista de espera para una resonancia cerebral de dos años, eso es una barbaridad. No podemos tener esa enorme lista de espera porque al final los pacientes acaban por tener enfermedades por la lista de espera, simplemente. Hay que de alguna manera protocolizar, para que se utilicen de forma eficiente, es fundamental, cosa que hasta ahora no se está haciendo ye spero que se haga. 

- ¿Ahora mismo cuáles son las tecnologías que más se necesitan?

- Son las de diagnóstico, y más que tecnología sería buscar fórmulas en las que tanto atención primaria como especializada estén mucho mas integradas en la atención del enfermo desde que llega hasta que sale. Necesitamos un sistema que aún no se hace, y que es fundamental.

- ¿Qué les diría a quienes opinan que los médicos son una profesión privilegiada y no deben quejarse por los recortes?

- A estas personas les diría que los médicos tienen una gran responsabilidad, una formación muchos años, siguen estudiando toda la vida para ejercer la medicina, y yo creo que un mínimo acorde con esa formación debe tener en sus incentivos, porque se lo merecen. Otra cosa es que como todo, habrá gente que esté mucho peor. Pero entrar en esa discusión es muy relativo, todo depende del color del cristal con que se mira, ¿no? Yo creo que al médico hay que darle lo que justamente se ha ganado con su esfuerzo intelectual durante tantos años de carrera, que son 10 años. Y no hay que olvidar su responsabilidad, los médicos tienen en sus manos la vida. Y qué mejor que recompensar una profesión que en sus manos tiene la vida. 

- ¿Privatizar la sanidad es la solución al déficit de la sanidad pública?

- No, no es la solución. La sanidad pública y la privada tienen que convivir en un estado como el nuestro, que es un estado mixto, occidental europeo, y que ambas opciones existen, como en todos los países desarrollados. Lo que no se puede es desarrollar un sistema sanitario exclusivamente de atención pública porque es imposible de financiar, y tampoco la sanidad privada total, en la que se lesiones derechos de la población, no sería justo tampoco. Creo que deben convivir, y como he dicho antes, la sanidad privada no hay que entenderla como el médico que cobra mucho por ver a un paciente, ¿no? Hay que entenderla como la sanidad privada, como la que tiene la mayoría de la gente, que es la sanidad de las mutuas, casi casi parecida a la pública. Tiene una serie de condicionantes que la hace similar a la pública. 

La enorme mayoría de los médicos privados vienen de mutualidades. Y es lógico darles una salida a todas esas personas que tiene esa sanidad, que es que no tienen otra. Y mínimamente habrá médicos que vean pacientes desde el punto de vista puro y duro. Tiene que convivir y además es necesario, porque pueden de alguna manera, mediante conciertos, llegar a mejorar las enormes listas de espera que se producen en la sanidad pública. Y a mí que me diga alguien de la sanidad pública que si su hijo necesita una resonancia que le dan para dos años de espera, si no es capaz de defender la sanidad pública pura y dura pase lo que pase. Hay que potenciar la sanidad pública, si, pero ahí está la privada que en algunos casos puede ser necesario hacer uso de ella.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído