A partir de julio arrancan las rebajas de verano, con las que el sector del comercio espera recuperar el negocio que ha disminuido durante la primavera. Las estimaciones rondan un crecimiento del gasto medio entre el 10 y el 20 por ciento por consumidor, es decir, entre 75 y 100 euros por persona, frente a los 50-60 de temporadas anteriores.

Para muchas tiendas el espíritu de las rebajas se ha perdido por la proliferación de campañas de descuento durante todo el año y la guerra abierta para que la gente compre, lo que ha provocado que la temporada estival llegue descafeinada. Pese a todo, los pequeños comerciantes esperan que una parte del consumo retenido estos meses pueda liberarse porque hay compradores potenciales que siempre esperan la llegada de las rebajas para consumir. De hecho, consideran que la primera semana es clave.

Ropa y complementos continúan siendo los artículos más buscados por los consumidores en rebajas. El 76% de las mujeres reconoce que comprará ropa, calzado y accesorios durante las rebajas, frente al 62% de los hombres. La mayoría de estas compras, un 85%, se realizarán en centros comerciales y grandes almacenes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído