El sector servicios es uno de los pilares de la economía salmantina. Sin embargo, la crisis también está pasando factura. Según datos de la Asociación de Empresarios del Comercio (Aesco), a lo largo de la crisis se han perdido más de 2.000 puestos de trabajo entre empleados y autónomos. Así, en la actualidad se mantienen 10.000 trabajadores y 8.000 autónomos en el comercio charro. 
 
También Banco España-Duero acaba de publicar anuario estadístico con datos de los municipios, provincias y comunidades autónomas de todo el país, un detallado informe con cifras demográficas, económicas y sociales. Cifras donde se refleja especialmente la incidencia de la crisis en una ciudad como Salamanca, donde en apenas un año se han perdido más de 250 establecimientos comerciales. Así, de 4.609 se pasó a 4.353, sobre todo por el cierre de locales destinados al por menor.
 
El comercio de alimentación, bebida y tabaco perdió un centenar de establecimientos, para estar ligeramente por encima del millar. Importante fue la pérdida de tiendas de fruta y verdura, un once por ciento menos. Pero también sucedió lo mismo en el comercio de productos no alimenticios, otro centenar menos, sobre un total de 2.300, destacando el sector del automóvil, con un once por ciento menos de concesionarios y talleres.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído