El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado un decreto que recoge la modificación de las aperturas de los festivos en los comercios de toda la Comunidad Autónoma, siguiendo las recomendaciones que el Gobierno aprobó recientemente en Consejo de Ministros. De esta forma, se pasa de ocho a diez los festivos que se podrán abrir ya el próximo año, con ampliaciones en los siguientes años, así como las horas semanales, que se incrementarán de 72 a 90.
 
Así, se establece la plena liberalización horaria para los establecimientos con una superficie inferior a los 300 metros cuadrados. Esta medida ya está recogida en la Ley de Horarios Comerciales actual, si bien las comunidades autónomas podían limitar la libertad total a las tiendas de menos de 150 metros y ahora el Gobierno suprime esa facultad. 
 
Para el resto de tiendas, hasta ahora la normativa fija en doce el número de aperturas anuales en domingos y festivos, pero posibilita a las comunidades autónomas a reducir este número hasta un mínimo de ocho, algo que se acordó en su día en Castilla y León. Ahora se aumentará de 12 a 16 el límite estatal, mientras que las comunidades autónomas podrán reducir a diez los días de apertura autorizada al año.
 
La Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (Aesco) considera que abrir más horas y más domingos no es una solución. “Nos parece que puede ser pan para hoy y hambre para mañana. El pequeño y mediano comercio, sobre todo en ciudades como Salamanca, ya creo que tiene un horario muy amplio. La ciudad está completamente abastecida. Esta liberalización al pequeño y mediano comercio no le favorece en nada. De hecho, cualquier instalación de menos de trescientos metros, con la normativa actual, puede abrir cualquier día a cualquier hora”, aseguraba el presidente de Aesco, Benjamín Crespo, en una reciente entrevista con este periódico.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído