Las obras de rehabilitación del cuerpo alto de la Torre de las Campanas de la Catedral Nueva de Salamanca continúan a buen ritmo y ya se está retirando parte de los andamios de los noventa metros que cubren el monumento. De esta forma, se prevé que próximamente se abra un nuevo mirador en lo alto de la torre desde el que divisar toda la ciudad con unas vistas privilegiadas.
 
El proyecto de restauración de la Torre de las Campanas de la Catedral de Salamanca, adjudicado a la empresa Construcciones Cabero por un importe de 1.063.833,83 euros y un plazo de ejecución de siete meses, permitirá ampliar el recorrido de visita de la Catedral y potenciar la oferta turística de la ciudad. Se trata de unas obras de restauración previstas en el Plan Director de la Catedral de Salamanca, y que, según el proyecto redactado por el arquitecto Valentín Berriochoa, comprenden tanto la restauración exterior como la adecuación del interior de la Torre, en el cuerpo alto, como ampliación de la campaña ya ejecutada en el cuerpo bajo de la Torre entre los años 1997 y 2001.
 
Las actuaciones en el exterior afectarán al zócalo, al cuerpo de campanas, a la bóveda alta, a la linterna, al cupulín y a la veleta. La intervención precisa del montaje de un gran andamio cuya altura alcanzará 92 metros, equivalentes a un edificio de 30 plantas. En cuanto a las actuaciones en las estancias del interior de la Torre, afectarán a la Sala del Reloj, a la Sala de las Campanas, a la escalera redonda de piedra y a la rectangular de madera. En concreto, en la Sala del Reloj, situada en el más alto de los niveles medievales de la torre, se restaurará el suelo con un forjado horizontal de vigas de madera con plano horizontal de tablero y acabado con pavimento de tarima de madera. También se procederá a la limpieza y restauración de paramentos y de los arranques de la bóveda, además de a la colocación de un nuevo forjado de vigas de madera para el techo, con una entrada de luz en el paño central.
 
Este techo es a su vez el suelo de la Sala de las Campanas, que se impermeabilizará y tendrá un acabado de losas de pizarra. En esta sala también se limpiarán y restaurarán los paramentos así como la cúpula. En el interior de la sala existe una escalera redonda de piedra que permite el acceso hasta el andén situado al pie de la cúpula. Se restaurarán los peldaños y se colocará unos pasamanos de acero. En cuanto a la escalera rectangular de madera, localizada en el costado Este de la torre, tiene el arranque desde el nivel de la cubierta de la Iglesia Vieja y alcanza el nivel de la Sala del Reloj. Se revisarán todos los tramos y se sustituirán los que estén en mal estado
 
La voluntad, tanto el Ayuntamiento de Salamanca como el Cabildo de su Catedral, es poner este espacio a disposición de los salmantinos y de los visitantes una vez concluyan las obras. Con esta actuación, la Catedral de Salamanca potencia su atractivo, cultural y turístico, y se consolida como uno de los grandes referentes de esta ciudad y del conjunto de catedrales españolas, como corresponde además con la conmemoración de una fecha tan señalada como su quinto Centenario.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído