Es la primera ocasión desde que comenzó la crisis, en el año 2007, en que el gasto por habitante se incrementa respecto a las rebajas de invierno anteriores. De hecho, los salmantinos destinaban una media de 122 euros en 2007; 120 en 2008; 100 euros en 2009; 92 euros en 2010; 81 el pasado año; y, por último, 87 en el próximo mes. Por eso, la imagen de la jornada en el comercio salmantino ha sido la de una gran afluencia de consumidores en busca de la ganga, con largas colas para comprar.

Este periódico ha salido a las calles de la ciudad para conocer las opiniones de los salmantinos, y según han comentado gastarán entre cien y ciento cincuenta euros, menos que el año pasado porque “la cosa está muy mal”. La gente de más edad gastará el dinero en tiendas más caras, porque “es donde hay más descuento”, no obstante, los más jóvenes gastarán el dinero que les den sus padres. Pero en general, la gente sí esperaba con ganas las rebajas, aunque una minoría de las personas a las que se ha preguntado reconoce que comprará lo que vea por las tiendas y lo le guste, ya que no van buscando nada concreto.

El 19 por ciento prevé gastar más dinero que el año anterior, mientras que un 26% dedicará menos al tener menos poder adquisitivo por la crisis económica. Asimismo, dos de cada tres españoles comprarán en rebajas. De éstos, el 78 por ciento se inclina por adquirir artículos textiles que debido a la estacionalidad de la ropa suelen tener los mayores descuentos. El resto se inclina por la compra de complementos (11 por ciento), nuevas tecnologías (seis por ciento), artículos relacionados con el ocio y tiempo libre (cuatro por ciento), otros (uno por ciento). 

Tan sólo la mitad de los encuestados afirma que van a fijar un presupuesto y elabora

r una lista antes de salir de casa. La principal razón es para controlar el gasto (73 por ciento), mientras que el resto (27 por ciento) lo hacen para no olvidarse de nada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído