La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha decidido que no procede validar la subasta energética realizada ayer "ante la concurrencia de circunstancias atípicas en el desarrollo de la misma y en un contexto de precios elevados en el mercado diario durante las semanas previas", según explica en un comunicado tras la investigación requerida por el Ministerio de Industria. Y es que la subasta energética se cerró con un alza del 26,5%, lo que se traduciría en un diez por ciento más en el precio del recibo, cuando el Gobierno esperaba que no superara el ocho por ciento.

Explica la comisión que el pasado 10 de diciembre la Sala de Supervisión Regulatoria había iniciado un proceso de información previa para analizar los movimientos inusuales que se estaban produciendo en la fijación de precios del mercado mayorista. Así, desde hace cuatro años el regulador ha realizado sucesivas propuestas de mejora del esquema de subasta. 

Este pronunciamiento ha sido comunicado a las 4:15 horas a la Secretaría de Estado de la Energía y al Operador del Mercado Ibérico Español (OMIE), que es el organismo encargado de trasladarlo a los agentes participantes en la subasta. De acuerdo con el artículo 14.3 de la Orden 1659/2009, de 22 de junio, la CNMC hará público el informe detallando los motivos que justifican su decisión. Por tanto, de momento no se aplicará la subida del once por ciento prevista en el recibo de la luz a partir de enero, lo que se traduciría en que cada consumidor pagaría al menos ocho euros más de media.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído