El Ayuntamiento ha terminado de dar forma al presupuesto municipal para este ejercicio y solamente está a falta de que se ratifique en el pleno que tendrá lugar el próximo viernes. Así lo ha anunciado este miércoles el concejal de Hacienda, Fernando Rodríguez, cuya comisión ha sido la encargada de dictaminar favorablemente la aprobación de las cuentas del Ayuntamiento para 2012.

Los grandes cambios se realizan en los ingresos y los gastos. En el primero se produce un incremento de los ingresos previstos por impuestos indirectos en 3.842.000 euros gracias a la recaudación del Impuesto de Bienes Inmuebles, mientras que también desciende el total de ingresos en 4.027.000 euros como consecuencia de la prohibición de solicitar créditos por parte de los ayuntamientos que excedan el ratio de endeudamiento del 75 por ciento. En ese sentido, el concejal de Haciendo ha señalado que durante 2012 no se pedirán créditos nuevos y se amortizarán más de cinco millones de euros de deuda viva, con una previsión del 90 por ciento a final de año.

 

Esa imposibilidad de acudir a los bancos para pedir créditos se hace notar también en el apartado de datos, donde se reducen los gastos financieros en 120.000 euros. Además, se lleva a cabo un ajuste de 65.000 euros en las inversiones para que cuadren las cuentas, una cantidad que se resta de la inversión prevista para la Catedral Nueva, que finalmente se queda en 2.435.000 euros en lugar de 2,5 millones de euros.

Alegaciones desestimadas

 

Por último, Fernando Rodríguez ha hecho público que se han desestimado las dos reclamaciones presentadas por Fevesa y un funcionario particular. En el primer caso, la federación vecinal había solicitado vincular la subida estatal del 10 por ciento del IBI a la financiación social, una acción que según el edil “no es legal”. Por su parte, el funcionario ha reclamado contra la relación de puestos de trabajo por entender que impide el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que le reconocía el derecho a ser adscrito a un puesto de nivel 28. En este sentido, el edil ha indicado que existe un informe de Recursos Humanos que desestima la reclamación porque no es una sentencia firme y, en el caso de que sí lo fuera, hay puestos de trabajo de nivel 28 susceptibles de ser ocupados por el reclamante.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído