El pleno del Ayuntamiento de Salamanca ha dado el visto bueno a la aprobación definitiva del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento Municipal, con el voto a favor de Grupo Popular y Ciudadanos, y en contra de Grupo Socialista y Ganemos. 

La modificación del reglamento tiene como objetivo facilitar más medios a los grupos de la oposición para desarrollar su labor. En concreto, permite tanto al PSOE como a Ciudadanos y a Ganemos disponer de un colaborador más cada uno, al margen del coordinador que se puso a disposición de estos grupos con representación en el Ayuntamiento. Próximamente se les dotará, además, de más espacios físicos en el Consistorio, que se están reformando.

Asimismo, según justifica el equipo de Gobierno del PP, "era necesaria una nueva regulación del número máximo de concejales entre todos los grupos políticos que pueden acogerse al régimen de dedicación exclusiva, excluyendo al alcalde del límite del tercio del número legal de nueve miembros de la Corporación". De este modo, el Gobierno municipal podrá contar con un concejal más en régimen de dedicación exclusiva.

Gabriel Risco, concejal de Ganemos, considera que la información pública es fundamental "y esto tiene que estar suficientemente claro y sometido a ella. Presentamos una alegación a este reglamento en la que denunciábamos el escándalo y la alarma social por lo que es la utilización del Ayuntamiento y puestos de personal eventual del mismo para colocar a familiares o a amigos. Desde Ganemos queremos acabar con un Ayuntamiento que sea una agencia de colocación y amiguismo. Que dejen de esconderse de informes jurídicos y técnicos. Salgan y entren el debate político porque es una cuestión de limpieza y regeneración democrática. Con nuestra propuesta se contaría con personal que ha ingresado por méritos profesionales para acabar con las vinculaciones familiares y de la amistad en el Ayuntamiento. Apoyo al personal funcionario".

Por su parte, Alejandro González, portavoz de Ciudadanos, considera que "no podemos entrar en demagogia y sí realizar una buena oposición. Es normal que se ponga la lupa sobre todo lo que hacemos".

Mientras, Arturo Ferreras, concejal del PSOE, explicó que están en desacuerdo con el fondo y con la forma. "Cualquier modificación del reglamento tiene que hacerse con el consentimiento de todos los grupos políticos. El reglamento se debe revisar acuerdo con las necesidades de la ciudadanía y no a los intereses de determinados grupos políticos. Esta modificación, además, ha generado alarma social porque no se entiende que se necesiten las más dedicaciones y más personal de confianza para las mismas funciones".

Finalmente, el portavoz del Grupo Popular, Fernando Rodríguez, recordó que la ley permite hasta 18 concejales con dedicación exclusiva "y tenemos 10". En segundo lugar, la modificación de aumento de personal de confianza "es para los grupos de la oposición y no para el equipo de Gobierno. Ya veremos qué hacen ustedes con ello. El texto ha estado expuesto al público durante treinta días. La Ley establece que para cubrir esos puestos, por su naturaleza especial, no hace falta que sean ocupados por funcionarios".

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído