A las 15:30 horas de este lunes, 20 de enero, concluyó el plazo para que los preferentistas de Banco Ceiss (antigua Caja España-Duero) pudieran acogerse al canje de Unicaja, dentro de las condiciones para continuar el proceso de integración de ambas entidades financieras. El banco andaluz compensará a los inversores minoristas de Ceiss con el 75 por ciento del valor nominal de los bonos que sean denegados en la revisión para el canje de acciones previsto por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Y añade que los preferentistas y tenedores de deuda subordinada que fueron objeto de una "mala práctica comercial" podrán recuperar hasta el cien por cien del dinero.

La compensación del 75 por ciento nominal de los bonos de Ceiss, que en ningún caso podrá superar los 200.000 euros, deberá descontar el valor económico que entregará Unicaja al solicitante y el diferencial de intereses que haya percibido durante el tiempo en que ha sido poseedor de esos títulos. La entidad andaluza espera lograr su objetivo y traslada a los preferentistas que la aceptación de su oferta supondrá “la continuidad de Banco Ceiss, como entidad con gran arraigo territorial desde hace más de 130 años”, frente a una nacionalización que supondría su venta y desaparición.

 
El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria destaca que más de la mitad de los inversores mayoristas y minoritarios de Ceiss está dispuesta a aceptar el canje de Unicaja. Por eso, se anima a los accionistas y tenedores de participaciones preferentes a aceptar esa oferta debido a sus favorables condiciones. Propuesta que supone no denunciar el caso ante la Justicia y recurrir al mecanismo de revisión puesto en marcha el FROB, que insiste en que es la mejor fórmula para poder recuperar la inversión con más garantías y en el menor tiempo posible. Así, consideran que el proceso de integración saldrá adelante  y se descarta una nacionalización de la antigua Caja España-Duero. 

Oposición de las plataformas de afectados

Las plataformas de afectados no están de acuerdo con estos datos. Así, recuerdan que las cantidades resultantes del mecanismo de revisión van gravadas con el IRPF. Por otro lado, "si bien el canje teórico sería de un bono Ceiss necesaria y contingentemente convertible (NeCoCo) por una acción de Unicaja, en la práctica, el día que se canjeen, las acciones llevarán una prima de emisión de 0’18827 euros. Es decir, por cada bono no tendremos una acción de Unicaja sino 81 céntimos de acción. Pero al salir a bolsa esas acciones pueden perder una parte de su valor, como sucedió con Bankia". En cuanto a los bonos perpetuos o PeCoCos, aseguran que "son un dinero cautivo de imposible evaluación y que no podemos tomar como dinero en metálico".

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído