El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha confirmado esta mañana que uno de los análisis realizado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en unos canelones con relleno de carne ha dado positivo con restos de ADN de carne de caballo. A la entrada del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la Unión Europea, en Bruselas, Arias Cañete ha precisado que su Departamento ya ha informado a las Comunidades Autónomas, a las autoridades de consumo y a la empresa afectada. 
 
Arias Cañete ha puntualizado que, desde principios del mes de febrero, el Ministerio está realizando análisis en los puntos de consumo, anticipándose de esta manera al programa acordado por la Comisión Europea el pasado 15 de febrero para reforzar los controles sobre los productos cárnicos. En cualquier caso, la presencia de ADN equino supone un caso de fraude en el etiquetado que no entraña ningún riesgo para la salud. En este sentido, el ministro ha señalado que en estos momentos “no es necesario cambiar las normas de etiquetado y lo que hace falta es hacerlas cumplir”. 

El pasado mes de enero la Organización de Consumidores y Usuarios detectó muestras de ADN de caballo en hamburguesas vendidas como vacuno en Eroski y Alipende, destapando un escándalo que ha ido a mayores. Aunque asegura que no suponen un riesgo para la salud, sí lo consideran un fraude al no aparecer en el etiquetado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído