La aplicación de los denominados ‘días moscosos’ para los trabajadores de la administración pública, que el Gobierno redujo a la mitad el pasado mes de julio, está generando confusión en los centros de trabajo. Así, en algunos lugares se han recibido hasta tres órdenes diferentes sobre el inicio de la fecha de aplicación, lo que afecta a la hora de establecer cómo se disfrutan esos días libres, tres a elección del trabajador, y cómo se ajustan los turnos entre los empleados.
 
En la práctica debía aplicarse con la entrada en vigor, al día siguiente, de la aparición del Real Decreto en el Boletín Oficial del Estado, es decir, el 14 de julio. Pero, teniendo en cuenta que en algunos centros de trabajo ya se habían disfrutado más de tres días, se especificaba que la nueva medida se les aplicaría a partir de 2013, mientras que en otros casos se obligaba al personal a coger ya los días para no perderlos este año. 
 
Y es que en la propia normativa, al contrario que para otras medidas del Gobierno, no se especificaba una fecha concreta. En una disposición transitoria del Real Decreto se especifican los días de los que puede disfrutar el empleado público a partir de ahora y que la reducción se aplaza hasta 2013. De esta forma se evita que quienes ya se habían cogido más días de los establecidos en la ley tengan que devolverlos trabajando días festivos adicionales, o cuando se trabaja a cómputo de horas, como es el caso de los hospitales, que funcionan por turnos, según el cálculo final de horas anuales trabajadas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído