La congelación del Salario Mínimo Interprofesional por parte del Gobierno en 645 euros al mes durante 2014 tiene también su reflejo en la evolución de los sueldos en cada uno de los sectores laborales. Así, la congelación salarial afecta ya a un tercio de los trabajadores, que ven cómo los ajustes se producen entre los empleados peor pagados. Así lo pone de manifiesto un informe de la Fundación de Análisis Económicos (Fedea), que refrenda el incremento de la brecha salarial entre las distintas categorías salariales.

Además, alerta de un incremento del paso de contratos indefinidos a temporales, así como el aumento de las horas de la jornada laboral para la mayoría de los empleados. De esta forma, la denominada clase media tiende a desaparecer, con una importante diferencia salarial entre jefes y subordinados. Algo que, para Fedea, tiene su explicación en la destrucción de empleos en el sector de la construcción, que durante la pasada década ocuparon ese espacio intermedio entre directivos y trabajadores de otros sectores con menor salario.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído