Los consumidores de Castilla y León se sitúan los cuartos en el ránking de mejores pagadores de España, según un estudio publicado por la multinacional sueca Intrum Justitia, especializada en servicios de gestión, con datos recopilados entre enero de 2011 y junio de 2012. Gallegos, vascos y madrileños, por este orden, son los consumidores españoles con mejor comportamiento de pago, según su porcentaje de impagos en relación con la población; mientras que en el extremo opuesto se sitúan Cataluña, Andalucía y Aragón.
 
En cuanto a las empresas, las mejores pagadoras, según el mismo estudio, se encuentran en Valencia, Galicia y País Vasco, mientras que las de Castilla y León se sitúan en la décima posición. En el extremo opuesto figuran Cataluña, Andalucía y Baleares. 

La familia de consumidores que más destaca en Castilla y León por su sobrerrepresentación sobre la media nacional es la de ‘Selectivos’, esto es, los consumidores que seleccionan voluntariamente las facturas que desean pagar y el orden en que desean hacerlo en función de su experiencia en el momento de la compra o su satisfacción con el producto o servicio. El estudio de Intrum Justitia divide a los deudores en siete familias: sinceros, selectivos, insolventes, nómadas, escapistas, relajados y expertos, en función de cómo afrontan sus impagos. Respecto a las empresas de Castilla y León, la más sobrerrepresentada es la de “Sinceros”, es decir, las que no tienen conocimiento de tener un pago pendiente o tienen un desacuerdo en la cuantía. Dicha discrepancia puede referirse a que el producto no se recibió, el rappel no fue aplicado, existe un error en la factura…

 
En el ámbito nacional, una de las conclusiones principales es que el perfil de consumidores ‘Sinceros’ sigue siendo el más abundante, con un 24 por ciento (porcentaje que se ha mantenido sin variación desde 2009); por otra parte, el perfil que más deterioro ha sufrido en los últimos tres años es el de ‘Insolventes’, que pasa del 13 por ciento en 2009 al 19 por ciento en 2012. Así, mientras ‘Selectivos’, ‘Insolventes’ y ‘Escapistas’ han aumentado su presencia, el porcentaje de ‘Nómadas’, ‘Relajados’ y ‘Expertos’ ha disminuido.
 
Respecto a las empresas deudoras en España, el perfil más predominante es ‘Insolvente’, con un 23 por ciento. Dicha categoría ha sufrido un significativo incremento en los últimos tres años (se situaba en el 17 por ciento); así, en 2009 la mayor parte de las empresas deudoras ocupaban el perfil ‘Selectivo’ (24 por ciento) y ahora reflejan tan solo el siete por ciento del total.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído