Mercasalamanca ha recibido de nuevo esta mañana la visita de la Policía Local para proceder a la notificación de revocación de autorización de venta para los negocios a los que la gestora les reclama una cantidad adeudada, concediéndoles un plazo de quince días. Deuda que los negocios consideran irregular, pues se les incluyen tarifas que no estaban estipuladas cuando se produjo el traslado desde las antiguas instalaciones.  
 
Ayer se notificó la denuncia a tres fruteros, un pescadero y otros dos cárnicos. Los mayoristas han indicado que no están de acuerdo con "la última salvaje tarifa que nos ha multiplicado al trescientos por ciento lo que estábamos pagando. Vamos a intentar parar esa medida, es lo único que nos queda”.
 
Además, lamentan la utilización de la Policía Local, que “está para algo más que para presentar unos escritos, pero a lo mejor es para dar miedo, y como no hemos hecho nada, comos currantes tenemos la conciencia muy tranquila, ahora hay que esperar. Hemos recurrido y a ver si lo paramos, de cualquier manera si se llega a producir ese cierre, pues tendremos que tomar alguna medida más”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído