La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció ayer la reducción de los modelos de contratos de los cuarenta y uno actuales a sólo cinco debido a que la mayoría apenas se emplean en el día a día del mercado laboral. Además, afirmó que la reforma laboral ha provocado que durante el último año se contenga el paro y se incrementen la contratación, datos que se cumplen en Salamanca, pero con matices.

Hasta el 31 de julio se firmaron 47.710 contratos en la provincia charra, 3.700 más que el año pasado a una media de 227 cada día. De esta forma, se está a mitad de camino de las cifras de 2009, cuando a estas alturas de año se habían rubricado 50.400 contratos. Sin embargo, los empleos son cada vez menos estables y en condiciones más precarias, pues desde entonces el porcentaje de indefinidos se ha reducido del 10,5 al 8%, mientras que las horas trabajadas por cada empleado se han multiplicado, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Hostelería y comercio registran las mayores tasas de temporalidad laboral, sobre todo en una ciudad como Salamanca, que vive del turismo de temporada. Con la llegada del verano el turismo incide en más contrataciones en la hostelería y por tanto se registran menos parados en Salamanca. En julio han sido más de doscientos los parados que salieron de las listas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social en el sector servicios. Sin embargo, todavía tiene que recuperar 2.100 puestos de trabajo respecto al año pasado por estas fechas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído