La fundación Rodríguez Fabrés concede una ayuda económica a Cáritas Diocesana de Salamanca por importe de 50.000 euros y de la misma cantidad a las Hermanitas de los Pobres, mediante un acuerdo firmado por ambas partes. Esta ayuda se destinará para cubrir las necesidades básicas de alimentación de
personas mayores sin medios económicos, Proyecto Espacio Abierto y otros programas similares.

Por un lado, la fundación tiene entre sus fines la atención y cuidado de ancianos. Al mismo tiempo, Cáritas es la expresión de una comunidad cristiana que quiere hacerse presente en el mundo con voluntad de servicio a las personas que viven situaciones de pobreza y exclusión social, y de esta forma construir de mundo más justo y con oportunidades para todos. Con este acuerdo, se pretende completar y coordinar la acción caritativa y social de la Iglesia, atendiendo a las necesidades de las personas y grupos más desfavorecidos.

 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído