La orden que regulará el programa de formación dirigida prioritariamente a trabajadores desempleados (FOD) saldrá previsiblemente a finales de abril con un recorte de fondos del 40 por ciento, a la espera de las cantidades que finalmente asigne el Gobierno a Castilla y León y pueda efectuarse una ampliación de crédito para la convocatoria.
 
Así se decidió en la reunión mantenida esta semana por el Consejo General de Empleo de Castilla y León, donde se puso de manifiesto que el programa, que el año pasado contó con 45 millones de euros, sufrirá un recorte general para todas las autonomías del 22,44 por ciento. La orden que sacará la Junta contempla partidas globales iniciales por algo más de 18 millones de euros para este año, con 13,8 millones para acciones por parte de los centros de formación general; 3,82 millones para los cursos a través de las organizaciones empresariales o sindicales más representativas y de la economía social, y 348.600 euros para las acciones formativas con compromiso de contratación.
 
La realización de las acciones formativas que soliciten los diferentes centros u organizaciones, deberá iniciarse antes del 1 de octubre de 2012 y finalizarse antes del 1 de mayo de 2013. En la selección de participantes se dará preferencia a los colectivos considerados prioritarios por la Estrategia Española de Empleo, es decir, personas sin cualificación profesional, con necesidades formativas especiales o con dificultades para su inserción o recualificación, habitantes del ámbito rural, jóvenes, mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 años discapacitados y en riesgo de exclusión social. e inmigrantes. 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído