El coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 30.857,31 euros en 2015, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL), que completan los obtenidos trimestralmente a partir de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL). Este coste representa un incremento del 0,7% respecto del año anterior. Si se restan las subvenciones y deducciones que se recibieron de las Administraciones Públicas, se obtiene un coste neto de 30.643,87 euros, con un crecimiento interanual del 0,5%.

El salario bruto anual fue de 22.850,57 euros, un 1,1% más que en 2014. Los costes salariales representaron un 74,1% del coste laboral. Respecto a los costes no salariales, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social fueron la partida más importante (7.080,66 euros/trabajador, un 22,95% del coste laboral).

Los sueldos y salarios más las cotizaciones a la Seguridad Social constituyeron conjuntamente, por tanto, el 97,0% del coste bruto. Además de los salarios y cotizaciones, 354,92 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 226,76 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal...), 249,96 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 94,44 a formación profesional.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído