Múltiples son las soluciones que las organizaciones que se dedican a ayudar a las personas más vulnerables proponen para reducirlas. La principal, sin embargo, sigue siendo la creación de empleo como afirman los presidente del Banco de Alimentos y de Cruz Roja, Godofredo García y Jesús Juanes, respectivamente. Estos, sin embargo, no pueden ser como los actuales en los que se están creando ?trabajadores pobres? que no evitan que deban acudir a los servicios de ayuda. ?El problema principal de estas familias es la falta de empleo y las que lo han conseguido no tienen la importancia suficiente para paliar la situación de precariedad?, afirma Jesús Juanes. 

Para intentar conseguir que la tasa de paro descienda de manera real, opina Juanes, se deben acometer medidas en todos los aspectos y desde todos los ámbitos. ?Las instituciones deben tener claro que debemos trabajar todos para mejorar la situación de esas personas?, dice y propone una formación social y profesional con prácticas para el sector joven con falta de cualificación, tal y como están realizando desde Cruz Roja. Además, también se debería tener en cuenta otro colectivo que lo está pasando mal como los mayores de 55 años, que tienen dificultades para encontrar trabajo. Esta solución del empleo va más allá que del propio dinero que se pueda recibir. ?El empleo tiene que ver con la autoestima, con la sensación de participación en la sociedad.?

En el sentido de la autoestima también trabaja Cáritas, que considera esto como lo más importante y difícil. En este sentido, promueven la construcción y la potenciación de lo comunitario como camino para la humanización de manera que haya una actitud que tenga como fundamento la cultura del encuentro, ?la única capaz de construir un mundo más justo y fraterno?. 

Para ellos, la persona debe ser el centro de las cuestiones económicas y sociales para conseguir que, de manera efectiva, les lleguen derechos fundamentales como la salud, la vivienda y el empleo. Este, además, debiera permitir unos ingresos mínimos para que todos los ciudadanos puedan vivir en condiciones de dignidad, ya sean hombres o mujeres. Para conseguirlo sería recomendable invertir en educación, la formación en valores, la atención a la diversidad, avance en la igualdad de oportunidades, el respeto a las minorías, la promoción de la equidad y la compensación de desigualdades. 

Cáritas también considera que la solución debe ser a medio plazo de manera que cada persona en situación de exclusión debe ser el centro del problema y a la vez la solución para futuras situaciones similares. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído