Según un estudio de la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León, la crisis económica afecta más a aquellos trabajadores con estudios básicos, es decir, los que tienen menos formación académica. Des este estudio se desprende que aguantan mejor la época de recesión económica aquellos trabajadores que son licenciados o diplomados.
 
Por otra parte, desde el inicio de la crisis, en 2007, se ha pasado de más de 181.000 ocupados con educación primaria a apenas 92.000, mientras que hay 17.475 ocupados más con educación superior y 1.725 con doctorado, lo que representa un 24% más de los que había hace cinco años. También se elevó la cifra de los que cuentan con un título de formación e inserción laboral, un 7,8%, hasta 1.375 personas. En total, en Castilla y León hay 943.275, casi 130.000 menos que en 2007, es decir, un 12,1%.
 
Además, el desempleo en la Comunidad Autónoma se ha multiplicado por seis en los últimos cinco años entre aquellos que no tienen ningún tipo de estudio. Concretamente, y en relación a éstos, hasta 3.120 parados. Esto supone un incremento del 123%.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído