El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha respondido a los embargos y sanciones que le están imponiendo Estados Unidos y la Unión Europea por el conflicto en Ucrania con su propia prohibición de importar durante un año productos agrícolas, materias primas y artículos de consumo de los países que secundaron esas sanciones, entre los que está España. La crisis diplomática salpica también a la provincia de Salamanca.

Según datos del Ministerio de Industria y Comercio, esta prohibición pasará factura a una veintena de empresas salmantinas que el año pasado facturaron en total 2,6 millones de euros por las exportaciones a Rusia. Principalmente por productos de agroalimentación como grasas y aceites, bebidas, lácteos y carne, pero también semimanufacturas, componentes del automóvil, textiles, muebles y juguetes.

Los problemas comerciales con Rusia no son nuevos. Años atrás el país oriental prohibió la importación de cereales, afectando a la provincia de Salamanca durante varios meses. Más recientemente, el pasado mes de septiembre, el sector más afectado fue el del porcino ibérico con el cierre de las exportaciones. Unos problemas que han ido reduciendo la venta de productos charros a Rusia durante los últimos años. De hecho, los datos del Ministerio de Industria y Comercio muestran que este año, hasta mayo, sólo se han exportado productos por valor de 116.000 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído