“Cuando el cáncer de colon se diagnostica en la fase de pólipos es fácil de tratar y con muy poco impacto para el paciente”

 “Cuando el cáncer de colon se diagnostica en la fase de pólipos es fácil de tratar y con muy poco impacto para el paciente”
“Cuando el cáncer de colon se diagnostica en la fase de pólipos es fácil de tratar y con muy poco impacto para el paciente”
En España se diagnostican cada año cerca de 28.000 nuevos casos de cáncer de colon. Se trata del tipo de cáncer más frecuente (el tercero en varones tras el de pulmón y el de próstata y el segundo en mujeres tras el de mama) y la mayoría de casos se registra entre los 65 y los 75 años, aunque también puede aparecer en edades tempranas en pacientes con predisposición genética. En todos los casos la detección temprana es clave para vencer a la enfermedad.
Como explica a DiCYT Serafín de Abajo Olea, presidente de la AECC en León, el objetivo de la iniciativa titulada El cáncer de colon, un problema a resolver, es “concienciar, divulgar y motivar a la gente a que se tome en serio la prevención del cáncer puesto que es una enfermedad tratable y prevenible”.

 

Respecto a la prevención, recuerda, la participación en los programas de cribado para el diagnóstico precoz permitiría reducir en cerca de 3.500 las muertes por cáncer de colon en España cada año. En el caso de Castilla y León, se puso en marcha el pasado mes de noviembre el Programa autonómico de detección precoz del cáncer colorrectal, tras las experiencias de pilotaje desarrolladas en el Hospital de Medina del Campo (Valladolid) y en el Área de Salud de Soria.
Este programa, pensado inicialmente para personas de entre 65 y 69 años y que progresivamente se irá extendiendo hasta alcanzar el grupo poblacional de entre 50 y 69 años, consiste en un test de sangre oculta en heces que, de resultar positivo, ha de confirmarse a través de colonoscopia. Los expertos estiman una reducción del 16 por ciento en la mortalidad en los grupos de cribado y de entre el 17 y el 20 por ciento en la incidencia de este tipo de tumores a través del programa.

 

 “Uno de los objetivos de la Jornada es concienciar a la población para que cuando les llegue la carta de la Junta de Castilla y León invitándoles a participar en el programa, no dejen de asistir a su médico de cabecera para hacer las pruebas de cribado. Parece que el programa está teniendo una respuesta baja pese a que se trata de una prueba sencilla, barata e inocua, que no tiene efectos secundarios, y que ha demostrado que puede salvar muchas vidas porque el diagnóstico precoz de la enfermedad favorece su curación, mientras que cuando se diagnostica tarde la enfermedad tiene mucho peor control”, subraya De Abajo.

 

En este sentido, recuerda que “es una enfermedad que no debuta de hoy a mañana, es una enfermedad que antes de convertirse en maligna suele pasar por una fase de pólipos y cuando se diagnostica en esa fase es muy fácil de tratar y curar y con muy poco impacto para el paciente. En fases avanzadas la cirugía es muy drástica y los tratamientos combinados tienen efectos secundarios importantes”.

 

Las campañas para la detección precoz tienen una mayor importancia, incluso, en la provincia de León, donde diversos estudios han demostrado que en determinadas zonas existe una incidencia mayor del cáncer colorrectal que en el resto de España. “No tenemos aún ninguna base científica para afirmar la causa de este hecho, aunque barajamos distintas hipótesis como una concentración genética en determinadas zonas de la provincia o quizás algún factor ambiental”, señala el experto.

 

En cuanto a las medidas para prevenir la aparición de la enfermedad, el doctor insiste en la necesidad de seguir “unos hábitos alimenticios saludables, consumiendo alimentos del reino vegetal, disminuir la obesidad, combatir el estreñimiento, realizar ejercicio físico y que las personas que se encuentran en el grupo de riesgo realicen los test de cribado”.

 

Finalmente, en relación a los tratamientos, el doctor explica que la mortalidad por cáncer ha disminuido fundamentalmente por dos aspectos, primero “por la investigación, porque los avances científicos ponen a disposición de los servicios médicos nuevas estrategias de abordaje que permiten personalizar mejor las terapias, predecir cuáles van a ser mejor en cada paciente y reducir la mortalidad”, y segundo “por las campañas de prevención que contribuyen a que la gente poco a poco se conciencie”.
 
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído