El portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en Salamanca, Óscar Sánchez, considera que la inversión que la Junta de Castilla y León prevé para la provincia charra permite extraer una conclusión: “Cuando se derrocha en lo superfluo, escasea lo indispensable”. “Ésa es la raíz del problema. Difícilmente seremos capaces de realizar inversiones de envergadura en iniciativas e infraestructuras necesarias para la sociedad, cuando contamos con unas Administraciones a las que se le van los recursos en gastos prescindibles y duplicados”, añade.

A su juicio, la paupérrima partida presupuestaria que se destinará al Complejo Hospitalario de Salamanca ejemplifica lo reseñado. "Es ahí donde la formación magenta desea poner el acento, y no en el cortoplacista debate identitario de si tal o cual provincia se lleva más o se lleva menos. Sigue pendiente una auténtica reforma estructural de la Administración (desaparición de las Diputaciones, fusión de Ayuntamientos, erradicación de duplicidades…). En tanto que esa reforma no llegue, los poderes públicos seguirán tan sólo parcheando, asfixiando cada vez más al contribuyente y privando a la ciudadanía de unos mejores y más eficientes servicios”, añade Sánchez Alonso.

En relación al aludido Hospital, UPyD también subraya "la penosa planificación con la que nació este proyecto. Un macroproyecto donde interesó más el paripé y la oportunista foto delante de la maqueta, antes que planificar con rigor. Prueba de esa descuidada planificación, prueba de movernos en la ocurrencia y en la improvisación, serían las declaraciones que realizaba la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo: Lo importante es que se continúen las obras y si hay que terminarlas en vez de en 2 años en 3, pues no pasa nada. Hay ligerezas que hablan por sí solas”, concluye el portavoz de UPyD Salamanca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído