Carteros, Obreros, Vendedores de Lotería o Repartidores. Todos ellos tienen algo en común: trabajan durante mucho tiempo en la calle, algo muy incomodo con temperatura extremas, en este caso la ola de frío siberiano que azota Salamanca. Para la mayoría, el hecho de vivir en la capital charra les hace "acostumbrarse a estos descensos del termómetro" aunque "siempre es incómodo trabajar cuando no sientes ni las manos".

Después de asegurar, entre risas, que no cobran más por estos días en los que el trabajo se hace con más dificultades, exponen que lo único que desean es que "pase rápido la jornada laboral". Además, entre la mayoría los consejos son los mismos. "Hay que abrigarse, tomar cosas calientes, vamos lo de siempre", explica uno de los entrevistados.

Para ellos, estos días son algo más difíciles que los del resto de trabajadores, que están a cubierto de las temperaturas. Por ello, desean cuanto antes, que vuelva "un tiempo asequible, somos de Salamanca y sabemos lo que hay, pero el frío que hace ahora es excesivo".


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído